Beyoncé mezcla fantasía e imaginación en una fiesta inolvidable para su hija Blue Ivy

La pequeña cumplió dos años y sus padres lo celebraron por todo lo alto

Una fiesta por todo lo alto. Beyoncé no escatimó en ocurrencias e imaginación para celebrar el segundo cumpleaños de la persona más importante de su vida, su hija Blue Ivy (fue el pasado 7 de enero). La niña seguro que no podía desear nada más y es que tuvo de casi todo: una gran tarta, que tenía una pinta estupenda, juguetes y hasta disfraces, ¡con pintura en la cara y todo! Los detalles de la fiesta eran hasta el momento privados pero la artista ha querido compartirlos, como hace con los momentos importantes de su vida, con sus seguidores incondicionales.

 

nullVER GALERÍA



En las instantáneas se ve a la pequeña vestida “con estrellas” y falda de tul, y es que ella era la auténtica princesa de la velada. Beyoncé, cuya sonrisa no dejaba lugar a dudas acerca de lo emocionada que estaba, no dudó en ponerse una corona y pintarse en la cara unas flores, a juego con las de la niña de sus ojos. Uno de los regalos que recibió esta fue un precioso correpasillos rosa con una enorme Minnie Mouse pintada en los laterales. Cuántas carreras hará subida en él...

 

VER GALERÍA



Acompañando a la familia en este día estuvieron las compañeras de Beyoncé en el grupo Destiny’s child, Kelly Rowland y Michelle Williams, y la hija del rapero Timbaland, de edad cercana a la de la “cumpleañera”. Seguro que se lo pasaron en grande en el parque botánico de Miami donde tuvo lugar la celebración, el Jungla Island, en el que hay todo tipo de animales. Tras una tarde llena de emociones, Jay Z y Beyoncé se fueron con su hija a tomar una pizza y reponer fuerzas. Y es que ¡nada es demasiado para la reina de la casa!

 

VER GALERÍA

Más sobre: