Las Navidades de Shakira y Piqué: mismo lugar, pero con uno más en la familia

La pareja nos ha deseado unas felices fiestas con unas estrañables fotografías en las que aparecen felices junto a su pequeño Milan

Doce meses. Ese es el tiempo que ha transcurrido entre una fotografía y otra. El año pasado por estas fechas, Shakira y Gerard Piqué estaban contando los días que les quedaban para ser papás y nos desearon una Feliz Navidad con esta fotografía en la que aparecían junto a la chimenea en la casa de la abuela del futbolista en Sant Guim de Freixenet. Ahora, la pareja está viviendo sus primeras Navidades en compañía de Milan y, de nuevo, nos han querido felicitar las fiestas con unas entrañables fotografías que han sido tomadas en el mismo lugar, pero que ahora tienen un nuevo protagonista.  

nullVER GALERÍA

 
Podríamos jugar al juego de 'encuentra las diferencias' entre una foto y otra. Siguen apareciendo Shakira y Piqué en el mismo lugar y tampoco falta el tradicional tronco con forma de cerdito y la típica barretina roja, pero hay una clara diferencia y es la presencia del 'niño de sus ojos'. "¡Milan y su primer "caga tió" (tradición navideña catalana) en casa de su bisabuela!", escribió Shakira junto a esta entrañable foto en la que Milan, emulando a su padre el año pasado, aparece dando golpes con un bastón al Tió le de muchos regalos. Tampoco pasa desapercibido el tierno gesto del jugador del FC Barcelona con su chica, a la que abraza cariñosamente cogiéndola del hombro mientras ella se apoya en su rodilla. Sin duda, una preciosa estampa familiar.

VER GALERÍA


Aprovechando estas fechas tan señaladas, el futbolista y la cantante también han querido compartir otra instantánea en la que Shakira y su pequeño aparecen muy graciosos haciendo pucheros. "Mimosos... ¡Os deseamos a todos una Feliz Navidad!", escribió Piqué en su perfil personal de las redes sociales. Se trata, sin duda, de una foto de lo más natural y espontánea en la que podemos ver a la artista sin nada de maquillaje imitando a Milan, que parece estar a punto de ponerse a llorar.

Más sobre: