Sus secretos, sus éxitos, sus amores, su hija… David Bisbal abre su corazón 'Desde dentro'

El cantante acaba de publicar su biografía en la que repasa su trayectoria profesional y recuerda anécdotas y momentos que marcaron su vida

nullVER GALERÍA
PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA VER TODAS LAS FOTOGRAFÍAS


Si hay algo que no sabías de David Bisbal, no desesperes, él mismo te lo cuenta. El artista acaba de poner a la venta Desde dentro, un volumen en el que repasa su trayectoria profesional y recuerda anécdotas y momentos que marcaron su vida. La historia está aderezada con fotografías de su álbum personal, en el que muestra su infancia, los meses que le lanzaron a la fama en la academia de Operación Triunfo, los artistas internacionales y nacionales con los que ha compartido escenario. Unas páginas que bucean en un trabajo que ha llevado su nombre a ser reconocido en todo el mundo y en la que detalla cuáles han sido sus grandes relaciones sentimentales.

VER GALERÍA


Desde muy niño ya supe que la música iba a ser una parte consustancial de mi vida. Aquellas viejas cintas de casete de Camarón de la Isla que todavía conservo como un tesoro en unas cajas de cartón gastadas, o las de Sergio Dalma, que fue mi ídolo de adolescencia, me marcaron para siempre” explica, antes de contar quién es quién en su familia y describir el ambiente en el que se crió.

A pesar de que en privado se ponía frente al espejo con un “micro” improvisado en un palo de escoba o un cepillo, lo de actuar en público, era algo impensable y eso que su madre siempre se lo pedía en reuniones de primos y comuniones. “Sentía un calor que me subía por las mejillas, me ponía colorado y hundía la cabeza en el pecho del bochorno que me invadía”.

 

nullVER GALERÍA


Su pasión por el ciclismo le ayudó a dejar atrás la timidez y ganar confianza en su físico y en sí mismo. Ya de niño era bastante ligón. “Descubrí lo bien que se me daba contar chistes y pronto me convertí en uno de los ligoncetes del grupo”. En su primer trabajo como jardinero le descubrieron y así dio el salto a su sueño, la música. Pero en casa, las cosas no fueron tan fáciles. “Tuve muchas discusiones con mi madre antes de que diera el visto bueno, porque le tenía terror a una profesión que, siendo yo tan jovencito, me iba a tener fuera de casa durante largos periodos de tiempo, viajando por el país y viviendo, como ella imaginaba por aquel entonces, una vida nocturna repleta de peligros”.

Sus grandes amores: Raquel, Chenoa, Elena Tablada y Raquel Jiménez
La orquesta Expresiones le dio su sueño pero también, en cierto modo, su pesadilla. Viajes continuos que le alejaron de su casa y sus amigos, tanto que estuvo ausente en muchos momentos importantes. “Nadie me había contado que el mundo de la música venía acompañado de esta soledad que se queda pegada a la piel y nunca te abandona, de los sacrificios personales, de la nostalgia permanente…”. Entonces encontró en Raquel, su compañera de orquesta, el amor. “Era una chica muy atenta, que le caía bien a todo el mundo porque era, y seguro que seguirá siendo, muy buena persona”. 
 

nullVER GALERÍA


Su gran oportunidad llegó con OT, programa en el que entró por los pelos en un último casting de repesca. “Cuando al final me dijeron que estaba entre los veinticinco finalistas, tuve una sensación de felicidad inmensa. Lo que parecía imposible estaba a punto de convertirse en realidad”. Dentro de la academia se volvió a enamorar, esta vez de Chenoa. “Notamos que teníamos una conexión mayor que con el resto del grupo”. Tras una dolorosa ruptura con Raquel, comenzó una relación con Chenoa con la que se “compenetraba a la perfección”. Sin embargo, su salto a Latinoamérica, sus continuos compromisos y viajes acabaron con ese amor. “Necesitaba intimidad y distancia después del embrollo mediático que se había formado tras mi ruptura con Laura. Nuestra relación era casi imposible, cada uno por su lado, con muchísimo trabajo y viajes que nos impedían estar juntos siquiera una semana seguida”.

Su hija Ella
Entonces llegó a su corazón Elena Tablada. “Cuando la conocí, trabajaba en el mundo del diseño y era modelo de zapatos, un trabajo tranquilo que le permitía viajar conmigo”. Con ella fue padre por primera vez. “Enterarme de que Elena estaba embarazada me resultó desconcertante, porque no estaba en los planes de esa agenda tan organizada que yo tenía. Pero no por eso la dejé sola en ningún momento, dispuse todo perfectamente para estar presente en todo el proceso”. Y así, entre conciertos y proyectos, nació Ella. “Cuando me la dieron, la sostuve en mis brazos, con cariño pero casi con miedo. Fue un momento hermoso, inolvidable, de una profunda emoción. Esa de ser y sentirse padre es una sensación indescriptible”.


nullVER GALERÍA


Tampoco con Elena encontró la felicidad definitiva y tras su separación: “Hubo muchos momentos en que sentí una profunda soledad, temporadas que se me hacían muy cuesta arriba, yendo de hotel en hotel con bajones de ánimo que me costaba mucho superar por tantos recuerdos que se me venían a la mente”. Tras ella llegó Raquel Jiménez, a la que también dedica unas bellas palabras en el libro. “Ha sido una de las mujeres a las que más he querido. Teníamos una relación espectacular, muy bonita. Sí, Raquel ha sido uno de los grandes amores de mi vida”.

 

nullVER GALERÍA


Así es David Bisbal, así se ve y así se ha desnudado ante los miles de fans que le siguen por todo el mundo…

Más sobre

Regístrate para comentar