Cher se reinventa una vez más a sus 67 años y vuelve más electrónica que nunca

Tras doce años de silencio discográfico, lanza un nuevo trabajo, 'Closer to the truth'

Ni Lady Gaga, ni Miley Cyrus, ni Britney Spears, ni Christina Aguilera… ninguna de las voces que acaparan la atención en los titulares musicales puede hacerle sombra a ella. Fue de las primeras en llevar por bandera su peculiar estilo y en hacer de los cambios camaleónicos una rutina. Su exotismo, su magnetismo, su personalidad conquistó y convirtió sus temas en himnos, haciéndola merecedora de su apodo. No es la reina ni la princesa del pop, es la diosa. Cher regresa a las estanterías con un nuevo trabajo, Closer to the truth, que llega tras doce años de silencio, después de cientos de conciertos y un espectáculo en Las Vegas, con más de 200 citas en las que repasó sus temas más conocidos.

 

nullVER GALERÍA

 

En este disco número 26, Cher da una nueva vuelta de tuerca a su estilo, adaptándose a los tiempos que corren con la ayuda de Timbaland, Pink y los toques electrónicos de Paul Oakenfold. No deja de confiar en amigos como Paul Barry, uno de los autores de Believe (una canción que supuso un antes y un después en su carrera, de la que logró vender 11 millones de copias y colocarse 23 semanas seguidas en la lista de los temas dance más populares en la lista de ventas) y Strong enough, y Jake Serás, cantante de Scissor Sisters, con quien hace un dúo. El primer corte es Woman’s World en el que vuelve a reivindicar el papel de la mujer en el mundo actual y la diversidad.

 

VER GALERÍA


Y es que ¿quién es más diferente que ella? Con un Oscar en su haber por Moonstruck (1988) y numerosos looks, a cada cual más original, a sus 67 años el paradigma de las divas regresa pisando fuerte y demostrando que nunca es tarde para volver a pisar fuerte un escenario, que los sonidos pueden reinventarse tanto como la imagen. Y es que, más madura, pero igual de rompedora, Cher puede presumir de seguir siendo una auténtica estrella.

Más sobre: