¡Felicidades Julio! El cantante español, toda una leyenda viva de la música, cumple setenta años

Julio Iglesias, nuestro cantante más internacional, está hoy de celebración. Este artista universal e irrepetible lleva vendidos más de trescientos cincuenta millones de discos y sigue pisando, con más fuerza que nadie y que nunca, los más importantes escenarios del mundo. Hoy soplará las setenta velas de su tarta de cumpleaños convertido en una leyenda viva de la música, conquistando al público de todo el mundo en su gira mundial que sigue recorriendo los rincones del planeta. Temas como La vida sigue igual, Bamboleo o Soy un truhán, soy un señor se escuchan en países tan diferentes como Alemania, Japón, Jordania, India o Letonia donde el público se deja seducir por sus letras románticas.

 

nullVER GALERÍA



En una reciente entrevista publicada por la revista ¡HOLA!, en la que Julio respondió a las pregunta de su hijo Miguel, aseguró que no se cansa nunca de cantar. “Me canso cuando no canto. Por eso trato de cantar todos los días”. Julio comenzó en la música tras tener que abandonar su carrera en el Real Madrid juvenil a los 19 años, tras una lesión. Recuerda además en dicha entrevista el gravísimo accidente que tuvo. “Yo nunca he creído en el destino pero sí en las circunstancias que tenemos en nuestras vidas y por ese accidente casi mortal empecé a descubrir una nueva manera de vivir. Al principio la esperanza no existía. Poco a poco empecé a mover los dedos de mis pies y desde ese día nunca desfallecí y la voluntad y la disciplina se hicieron mis amigas para toda la vida”.

Los consejos que le da a su hijo en caso de que este quisiera dedicarse a la música, con sencillos. “Creo que no hay mejor consejo que el ejemplo. Como padre seguramente he tenido muchísimos fallos, pero si tuviera que decirte prioridades para ser músico, es un poquito de talento y toda una vida de dedicación a la música”. Este año celebrará su cumpleaños “como todos”, con una “vela más” tal y como contó a su hijo.

 

VER GALERÍA



El 29 de enero de 1971 se casaba en Illescas (Toledo) con Isabel Preysler, a la que, casi recién llegada a España, conoció en una fiesta flamenca. Con ella tuvo a sus tres hijos mayores, Chábeli, Julio José y Enrique. La unión del matrimonio duró algo más de siete años y en julio de 1978, ¡HOLA! publicó en exclusiva mundial, la noticia de la separación de mutuo acuerdo. Julio se instaló ese año en Miami, que se convertiría en el punto clave del lanzamiento internacional del artista, especialmente de cara a la conquista del mercado de habla inglesa.

 

VER GALERÍA



A Miranda Rijnsburger la conoce en diciembre de 1990 y ya no se separaron. Junto a ella fue creando un hogar que sería el definitivo y en el que nacerían sus hijos Miguel, Rodrigo, Victoria, Cristina y Guillermo. Después de veinte años de amor ininterrumpido, se convirtió en su esposa el 24 de agosto de 2010, en la intimidad de su casa de Marbella, ante cinco únicos y excepcionales testigos: sus cinco hijos. “Quiero a Miranda con toda mi alma” nos decía el artista en 1996.

nullVER GALERÍA


Según el libro Guinness de los récords del 1 de abril de 2013, Julio es el artista latino que más discos ha vendido en el mundo: más de trescientos cincuenta millones de copias en 14 idiomas. Ha ofrecido más de seis mil conciertos, es uno de los diez mayores vendedores de discos de la historia, tiene más de dos mil seiscientos discos de oro y platino y ha actuado para millones y millones de personas en los cinco continentes. Con sus hijos fue recibido en audiencia especial por los Monarcas españoles, y, en sus viajes por el mundo, fue felicitado por personajes históricos de la realeza como la Reina madre de Inglaterra y Gracia de Mónaco. Recibido por presidentes como Ronald Reagan, Bill Clinton (del que es gran amigo), Gerald Ford; primeros ministros y grandes personalidades, Julio cantó con grandes estrellas como Frank Sinata, Stevie Wonder y Plácido Domingo. No cabe ninguna duda, es un artista con mayúsculas. ¡Muchas felicidades Julio!

Más sobre: