La última relación amorosa de Simon Cowell desata la polémica

Su magia convierte en oro todo concurso musical o artista anónimo que toca y es que el artífice de los programas Got Talent y Factor X, Simon Cowell, se ha forjado un nombre propio en cuanto a lo que descubrir nuevos talentos se refiere. El británico acaba de presentar la nueva edición de Factor X en Estados Unidos, un espacio que ya tiene réplicas alrededor de medio mundo y del que han salido nombres tan laureados como Susan Boyle o Paul Potes. Sin embargo, estos días su exitosa carrera profesional o la nueva edición americana del espacio no son la noticia y eso que Simon Cowell arrasa en los titulares de prensa.

nullVER GALERÍA


Todas las miradas se han vuelto hacia su vida personal, un aspecto en el que siempre se ha mantenido bastante tranquilo, pero que ahora ha alcanzado tintes escandalosos. Se le ha considerado uno de los “solteros de oro” británicos ya que a sus 53 años no ha llegado a pasar por el altar con ninguna de sus novias, aunque los rumores han apuntado a que ha estado a punto. “El matrimonio es aburrido, prefiero estar solo”, ha declarado en alguna ocasión.

La sorpresa saltaba hace algunos días. El gurú musical está esperando un hijo con la empresaria neoyorquina Lauren Silverman, de 36 años, lo que no tendría nada de extraño si no fuera porque ella sigue aún casada con uno de los mejores amigos de Cowell, Andrew Silverman. Al parecer, el matrimonio, que tiene un hijo, ya estaba en crisis desde hace unos meses, pero ninguno había solicitado el divorcio ni se ha dicho si ya estaban realmente separados en el momento en que comenzó el romance entre Simon y Lauren. La noticia del embarazo ha provocado que Andrew haya presentado la demanda de separación en la que esgrime la “infidelidad” como motivo de la misma y cita a Simon como parte implicada. Si se aceptaran las pruebas de esta, se le podría pedir a Cowell que pagara las costas del proceso judicial.

VER GALERÍA


Se dice que este estaría además preocupado por la continuidad de sus contratos publicitarios tras conocerse esta polémica historia. A raíz de ella, han salido a la luz unas imágenes del pasado mes de agosto de 2012 en las que aparecen Lauren y Simon de vacaciones en un barco, junto al marido de ella, Andrew. Y es que las escapadas de los tres amigos se habían convertido en habituales en los últimos siete años. "Su affair tuvo lugar hace ya un tiempo. Mucho más del que nadie podría imaginarse", ha asegurado una fuente al rotativo británico Daily Mail. "Él sabía que a Lauren le gustaba Simon, pero no fue hasta esta primavera cuando se dio cuenta de que lo suyo había pasado a otro nivel", añade.

Simon habría asegurado, aunque en la rueda de prensa de presentación de Factor X no quiso hablar de su vida privada, que se hará cargo del bebé esté o no esté saliendo con su madre. ¿Será que ya han roto? La historia se complica un poco más con las informaciones que apuntan a que Lauren le habría exigido a Simon que se case con ella para que así pueda formar parte de la vida de su hijo, un camino hacia el altar que él no estaría dispuesto a recorrer. Sin duda, una enmarañada relación que dará mucho que hablar.

Más sobre: