Nena Daconte estrena 'Sólo muerdo por ti': 'Para mi hijo la música de este disco es como un mantra'

La artista saca a la venta su segundo trabajo en solitario, canciones que escribió estando embarazada de su primer hijo, que nació en junio de 2012

Su nombre no suena desconocido para el gran público. Nena Daconte nació como dúo y ahora Mai Meneses vuela en solitario, manteniendo para sus incondicionales la magia de ese mundo que ella define como “onírico y surrealista” que cobra vida en sus melodías. Acaba de estrenar su segundo trabajo en solitario, Sólo muerdo por ti, título de una nana que compuso pensando en su primer hijo, que entonces no había nacido aún y que es quien da sentido a todo el trabajo, que “está lleno de cosas especiales”. “Al poquito de enterarme que estaba embarazada, me empezó a nacer un sentimiento de protección, de luchar por mis cachorros como si fuera una loba” confiesa sobre este tema. Esta melodía, que incluye sonidos de arpa celta, se mezcla con letras en las que su temática fetiche, la melancolía, el amor, el desamor, la soledad, el paso del tiempo, la pérdida de la ilusión…, se reescriben con un “punto optimista” que le da precisamente el haber sido madre (se casó en noviembre de 2011, con Eduardo Baeza, y su bebé nació en junio de 2012).

En esta ocasión trabaja con Manuel Colmenero y Javibu Carretero, los productores de Sonobox (Vetusta Morla, Eladio y los seres queridos), que le pidieron un mínimo de treinta temas para así tener donde elegir y que el “disco no fuera demasiado monótono en la temática o el tempo” de las canciones. Dispuesta a incluir a su peque en su troupe, en ocasiones se le ha pasado por la cabeza echar el freno. “Los pocos viajes que he hecho a veces le miro y pienso ‘ay, pobrecito’ si estuviéramos en casa tranquilamente… Pero igual, si me quedo en casa, sería una madre super aburrida y no tendría nada que contarle” añade. Sin arrepentirse por un segundo de haber dejado el derecho por la música, aunque “hay momentos duros”, confiesa que siempre hay que tener el “espíritu preparado para aprender”. Nena Daconte se ha sentado con hola.com para desvelar los secretos que esconde Sólo muerdo por ti.

Mezclas en este disco sonidos de músicos callejeros con profesionales, ¿por qué decidiste hacer algo así?


Es mi disco más maduro. La idea era hacer un disco que tuviera algo especial. A la hora de con qué músicos trabajar queríamos que hubiera músicos profesionales y callejeros, que viven de la música hasta el límite, porque le van a impregnar todo su amor y energía. Llamamos a unos mariachis de la Puerta del Sol y también a un músico ruso que toca en la Plaza Mayor un instrumento que se llama glass harmonica. Este era un músico que en su país estudió en el conservatorio y lo curioso es que no hablaba castellano. Ahí se puso como prueba que la música es un lenguaje universal y nos entendimos perfectamente.

¿En este disco te alejas del pop convencional?

Este disco significa un poco recuperar la esencia a nivel de sonido e ilusión del primer disco, un poco más oscuro, más pop-rock, pero puesto al día, como se está haciendo ahora la música, con un poco de electrónica también. Los dos primeros discos eran más alternativos en cuanto a sonido. Nena Daconte es mitad comercial, mitad alternativa. Las canciones son muy comerciales con estribillos muy pegadizos, pero en cambio el sonido es un poco menos típico para escuchar en la radio, es más pop-rock.

Desde tu anterior trabajo, te has casado, has sido mamá… ¿cómo afrontas este trabajo con tu peque en casa?

Todo el disco lo compuse embarazada, se llama Sólo muerdo por ti que es el título además de la nana que le escribí cuando estaba embarazada de él. Después nació el bebé e íbamos al estudio cada día para empezar a grabar las tonadas, luego la preproducción… él se ha tragado todo el proceso. Me lo llevo a los viajes, duerme conmigo siempre. Es el disco de mi bebé, no porque hable de él, sino porque cuando mire para atrás después de diez discos que espero pueda tener, me acordaré de que ese fue el disco del bebé.

 

nullVER GALERÍA



¿Le gusta que le cantes?

Para él la música de este disco es como un mantra. Vamos en el coche, está medio llorando, le ponemos el disco y se calla (ríe).

¿Te lo vas a llevar de gira entonces?

De momento sí, tengo la suerte de tener un trabajo que te permite conciliar bastante bien la vida personal con la laboral. Lo voy a hacer hasta que vea que es muy cansado para él.

Vamos, que lo de ampliar la familia en el futuro sin duda…

Cuando toque sí, por qué no.

Es tu segundo disco en solitario, ¿sientes más presión que con el primero?

El primero en solitario nació con la intención de ser un disco de continuidad. Pero sí es verdad que yo acababa de volver de Barcelona, estaba haciendo el equipo nuevo de todo, de músicos, producción, management… Sí que puedo decir que con este disco he llegado a consolidar el equipo de trabajo y eso es fundamental.

Eres activa en las redes sociales, en este momento en que hay tantas maneras de llegar al público, ¿es la hora de innovar y hacer cosas distintas?

Me gustan las redes sociales y me gusta que haya ideas. Son herramientas de promoción y son divertidas, te permite estar cerca del público y eso es lo mejor, es un feedback instantáneo.

 

VER GALERÍA



¿Qué planes de gira tienes?

Tengo muchas ganas de llevar el disco al directo, voy a trabajar con los productores para que no se pierda nada. Quiero revisitar con ellos los éxitos anteriores, Tenía tanto, En qué estrella estará, Idiota… y ponerles este sonido nuevo, un poco de electrónica… Ensayaremos en mayo toda la banda y empezaremos en junio. Esta gira va a ser especial porque me estreno tocando el piano y la guitarra, esto como artista e intérprete es una dimensión nueva. Siempre he compuesto con guitarra y piano pero nunca me había atrevido a tocar así en público y sí que es verdad que es otra dimensión.

¿Y de llevarlo fuera de España?

Por ahora voy a empezar por aquí pero me encantaría. A través de la red, me sigue gente de México, Chile, Buenos Aires, Argentina… sería un sueño ir de gira para allá. Lo haré con el bebé. ¡Vamos a dejar la casa abandonada! (risas).

Si echas la vista atrás, ¿te arrepientes de haber volado en solitario?

No, creo que cada uno por separado, éramos buenos, pero no juntos. Llega un momento en que cuando no te entiendes de la misma manera, cuando un proyecto que ha nacido con una ilusión tan ingenua se transforma, lo mejor es cambiarlo. Hay gente que sigue sin entender el por qué de seguir con el nombre de Nena Daconte y yo defiendo que en realidad lo único que ha cambiado es el sonido. Las canciones las he compuesto siempre yo, son mis historias, la esencia sigue siendo la misma..

¿Cómo logra uno mantenerse en la música?

(Risas) Cómo mantener a tu marido, a tus amigos, cómo mantener un poco todo… Yo no paro de aprender, no paro de admirar, no paro de nutrirme de todas las disciplinas que pueda, con humildad, pero siempre intento mirar a todas partes. No te puedes estancar, estás en constante búsqueda.

¿Cuál es la meta de Nena Daconte?

Yo quiero seguir trabajando en la música, tener un público fiel, si es más grande mejor, pero sólo eso. Quiero trabajar en la música y no parar de componer, que no se termine la inspiración.

¿Y la tuya personal?

Me gustaría ser una persona que el día que me muera digan ha hecho feliz a la gente que tiene alrededor.

Más sobre: