Bertín Osborne y Fabiola Martínez volcados en ayudar a los niños con lesiones cerebrales: 'Los padres somos los mejores terapeutas'

En enero de 2007, la vida de Bertín Osborne y su mujer, Fabiola Martínez, daba un giro radical. Nacía su hijo Kike y lo hacía con una lesión cerebral extrema, que haría al cantante y su esposa ver la vida desde otra perspectiva.

nullVER GALERÍA

Concienciados con el estado de su hijo, Bertín y Fabiola crearon a mediados de 2009 una fundación con el nombre del cantante, destinada a ayudar a otras familias con niños menores de tres años que sufren lesiones cerebrales. Un trabajo que les ha reportado muchísimo bienestar y con el que han ayudado a muchas familias. Ayer, sin ir más lejos esta Fundación celebraba en Málaga la conferencia 'Camino hacia el bienestar', en donde se exponía a través de la implicación de los padres, programas de enseñanza con el fin de mejorar la salud y el desarrollo neurológico de los niños tanto sanos como de aquellos que sufren alguna lesión cerebral.



VER GALERÍA



Junto al cantante y su esposa hubo otro gran protagonista en esta jornada de conferencias y este fue el doctor Douglas Doman, creador de un método que lleva su nombre y con el que trata de instruir a los padres de niños que sufren lesión cerebral. Bertín ha sido “su alumno” y ayer solo tenía palabras de agradecimiento para el doctor, quien tanto ha ayudado a su hijo Kike.

Bertín y Fabiola, quienes tanto se han implicado en conocer a otras familias con su mismo problema y que han dedicado horas y horas a conocer todo sobre las técnicas más avanzadas para el desarrollo neurológico, alababan ayer el método de Douglas, vicedirector de los Institutos para el Logro del Potencial Humano de Filadelfia.

nullVER GALERÍA



"Los padres somos los mejores terapeutas, nadie lo va a hacer con más cariño y dedicación que nosotros. Por tanto, la teoría del método Doman es enseñar a los padres" afirmaba Bertín Osborne ante alrededor de 300 familias afectadas. "Es espectacular la mejoría que experimentan los niños tras su aplicación durante seis u ocho horas diarias aproximadamente" añadía Bertín, quien ha visto como día a día su hijo experimentaba una mejoría.

VER GALERÍA


Fabiola, que siguió la ponencia de su marido, desde el patio de butacas de la Diputación de Málaga, no solo capturó alguno de los momentos a través de su teléfono móvil, sino que también se encargó de parte de organización del evento, en el que el matrimonio pudo conocer más de cerca de otras familias con sus mismas preocupaciones.

Más sobre: