¿Le está pasando factura la fama? El comportamiento de Justin Bieber desata la polémica

En las últimas semanas, las preguntas se han multiplicado. ¿Está pasando Justin Bieber por un buen momento? En los últimos meses, el joven artista ha sido noticia en varias ocasiones por su ajetreada vida nocturna, más intensa desde que rompió su relación con Selena Gómez. En los mentideros se dice que ella le daba estabilidad y que desde que le rompieron, él se ha dejado llevar por malas compañías. Varios accidentes con el coche y fiestas hasta altas horas de la madrugada han ocupado las páginas de los medios y han provocado que se hable más de su comportamiento que de su música.

 

nullVER GALERÍA



Hace pocos días la celebración de su 19 cumpleaños finalizó con una imagen del cantante volviendo al hotel sin camiseta, con los pantalones caídos y enseñando más de la cuenta, una instantánea que ha desatado numerosas críticas. Él escribió en su página de Twitter: “No siempre es fácil, pero qué lo es. Me centraré”. La segunda señal de alarma llegó en su primer concierto programado en el O2 Arena de Londres. Un retraso de dos horas provocó que muchos de los asistentes, al ser menores, se tuvieran que marchar sin haber visto siquiera empezar el espectáculo. Las redes sociales hirvieron con las protestas. Consciente de su error, el canadiense publicó una extensa disculpa en la red de microblogging.

 

VER GALERÍA


“Desde que llegué aquí (se refiere a ser famoso), no siempre he tenido una relación fácil con la prensa, pero me ha encantado. Así que dejadme decir esto. Anoche yo tenía que salir a escena después de tres teloneros a las 9.35, no a las 8.30, pero debido a algunos problemas técnicos, llegué a las 10.10, así que salí 40 minutos tarde al escenario. No hay excusas y pido disculpas si molesté a alguien por ello. De todos modos, fue un gran show y estoy orgulloso y esta noche, agotaré mi tiempo y estoy deseando ofrecer un espectáculo increíble para todos los que asistan. Mi relación con los medios no siempre es fácil pero lo intento. Estoy centrado en la música y en actuar y respeto a mis fans. Nunca he tenido la intención de molestar o decepcionar a nadie. No me gusta que se exageren las cosas, una vez más siento si alguien se ha sentido molesto”.

 

VER GALERÍA


Parece que no sólo tuvo que pedir disculpas a sus seguidores, sino que su discográfica también le dio un toque de atención por su comportamiento y su retraso. Horas después volvió a utilizar Twitter para decir que ignora los rumores y que entiende que es parte de su trabajo afrontarlos. “Entiendo que es parte del trabajo ser juzgado, pero que me juzguen por mis actos, por mi música (…) Así que seguiré siendo yo, seguiré actuando, preocupándome, amando, sonriendo, bailando, cantando… y estáis invitados a uniros, porque no guardo rencor. Tengo mucho amor que dar”.

Tercera noche de concierto en Londres y Bieber acaba en el hospital. De nuevo el cantante en el punto de mira. Durante su actuación sintió molestias respiratorias y un médico le examinó en el backstage, sin embargo quiso finalizar el show antes de ser trasladado a un hospital, donde le harían algunas pruebas (publicó una imagen de su ingreso). Horas más tarde fue dado de alta y ofreció su último concierto en el estadio O2 Arena de Londres. "Justin ha sido dado de alta del hospital tras una revisión y, aunque todavía no se siente bien, planea seguir adelante con el espectáculo de esta noche", aseguró una portavoz de su compañía discográfica.

La pregunta que ha surgido se cuestiona si todo esto forma parte de una estrategia o si Bieber está realmente atravesando algún problema de otra índole. ¿Le estará pasando factura, como les ha ocurrido a otras estrellas juveniles, la fama tan repentina? La semana que viene el canadiense llega a España donde tiene programados dos conciertos, en Madrid y Barcelona, para los que las fans ya hacen cola. ¿Volverá a desatar la polémica?

Más sobre: