Taylor Swift, en busca de su príncipe azul

La estrella 'country' acumula, a sus 23 años, una larga lista de fugaces y mediáticos romances

Tampoco pudo ser con Harry Styles. La cantante country Taylor Swift arrasa en las listas de ventas y acumula una legión de fans con sus letras sobre el desamor, pero desgraciadamente esta suerte no se repite en su vida personal. Empieza a convertirse en costumbre ver a la cantante de mirada cándida, voz dulce y estilo retro en las portadas por sus romances tan breves como mediáticos. Estos fugaces romances con fecha de caducidad van alargando la lista de conquistas, mientras le están granjeando el apodo de “rompecorazones”.

 

nullVER GALERÍA



Su última relación fue con el citado componente de One Direction, con quien rompió estas pasadas Navidades. Lo que comenzó como un romántico viaje a las Islas Vírgenes Británicas acabó de una forma imprevista tras una fuerte discusión provocada, según los rumores, por el supuesto mensaje de felicitación de Año Nuevo que la artista envió a su anterior novio, Conor Kennedy. Sin embargo y después de tres semanas sin verse, la artista ha aterrizado en Londres, dicen, para hablar con Styles. ¿Intentará arreglar las cosas? Lo cierto es que no estará mucho en la capital británica ya que a finales de esta semana viajará a España donde presentará su nuevo disco y tocará en la entrega de los premios 40 principales.

Si echamos la vista atrás y repasamos sus relaciones vemos que sus parejas han sido siempre nombres bastante conocidos. Antes de Styles salió con Connor Kennedy, nieto del senador Robert Kennedy, con el que vivió un amor de verano -se conocieron en julio y rompieron en octubre. Con Joe Jonas salió en 2008 y fue él quien la plantó con una llamada telefónica de 27 segundos (ella misma lo contó en el programa de Ellen DeGeneres), lo que inspiró, dicen, su canción For ever and always.

 

VER GALERÍA



En 2009, se enamoró de Taylor Lautner tras conocerle en el rodaje de la película El día de San Valentín. Poco después mantuvo un idilio con John Mayer, de 35 años, que se dice inspiró el tema Dear John, y a finales de 2011 salió ocho semanas con Jake Gyllenhaal, de 32 años. Se cree que su nuevo tema We’re never ever getting back together trata de la estrella de Hollywood, que fue quien rompió con ella por la diferencia de edad. Aunque acabó ese año sin novio, comenzó 2012 fotografiada con Zac Efron, aunque esta relación nunca llegó a confirmarse. Esta agitada vida sentimental ha sido incluso blanco de las bromas de las presentadoras de la reciente entrega de los Globo de Oro. ¿Cambiará el tono de sus canciones cuando encuentre a su príncipe azul?

Más sobre: