Jennifer López, amor a toda vela en Australia

La cantante ha repartido su tiempo libre en el país entre sus mellizos y su novio Casper

Por fin los australianos han podido bailar al ritmo de las canciones de Jennifer López y es que en trece años de carrera, en los que ha recorrido casi todos los continentes, a la diva le faltaba este. Sidney, Perth, Melbourne… las entradas para escuchar los temas de su último disco y aquellos que han marcado su carrera volaron. Y ella respondió. Coreografías y pasión en el escenario despertaron a la multitud de seguidores que no paró de corear sus letras y aplaudir su talento. Pero tanta entrega en escena no está reñida con la diversión en familia.

 

nullVER GALERÍA



Aprovechando sus ratos libres, entre concierto y concierto, Jennifer se relajó en la mejor de las compañías. Con su novio Casper la relación marcha viento en popa y la mejor muestra de ello es un largo paseo que se dieron por las boutiques más exclusivas de las ciudades en las que pararon. Cogidos de la mano y vestidos de manera sport, Jennifer y Casper caminaron como dos turistas más, un paseo íntimo y romántico antes de reunirse con los hijos de la diva, Max y Emme, para un paseo en barco y una parada en el zoo.

 

VER GALERÍA



Acompañada de su madre Guadalupe, Jennifer llevó a los mellizos a pasar una mañana en el mar. Tras cantar un par de canciones y firmar cientos de autógrafos, se dedicó a sus niños que llevaban sus “juguetes” favoritos. Max llevaba la equipación de un equipo español Real Madrid, mientras que Emme no soltaba un gran koala de peluche (seguramente lo compraron en el país) y un sombrero con cuernos de reno. Casper ha hecho muy buenas migas con los hijos de su novia, así que la ayudó a bajar con ellos del barco, e incluso en algún momento tuvo que coger a Emme en brazos porque estaba cansada. El próximo 21 de diciembre acaba su tour por la zona, ¿dónde celebrarán la Navidad?

Más sobre: