¿Cómo fue la 'mini escapada' madrileña de Jennifer López?

Tras el concierto en la capital, en la que no tocaba desde hace 13 años, la intérprete visitó algunas boutiques y paseó con su familia

Cerca de 18.000 personas bailaron al son de sus temas, pero la visita de Jennifer López a la capital española fue mucho más que un concierto. Un paseo con su familia, las boutiques más exclusivas, cena y fiesta… Dance Again, así se llama su gira, aterrizó en Madrid justo el día en que uno de los clásicos del fútbol, Barça-Madrid, obligó a retrasar la comparecencia de la diva en el escenario. Los fans esperaron pacientemente a que apareciera y se entregaron al máximo, coreando sus canciones y bailando al ritmo que ella misma marcó con sus coreografías.

 

Jennifer LópezVER GALERÍA



Antes de trasladarse al Palacio de los Deportes, escogió uno de los muchos restaurantes de la capital para cenar en familia. Su novio Casper, sus hijos e incluso su madre Guadalupe, rodeados todos ellos de un completo equipo de seguridad, tomaron algo antes de que la pareja se preparara para el espectáculo. Después de este y con la satisfacción de los aplausos recibidos, volvieron al hotel Villamagna en el que se produjo un curioso encuentro.

Algunos jugadores del Real Madrid, entre ellos Sergio Ramos (con Pilar Rubio) y Cristiano Ronaldo, estaban allí celebrando el empate a dos del clásico y ocurrió lo inevitable. Deportistas e intérprete coincidieron, momento que Ramos aprovechó para hacerse una foto con la cantante que luego difundió a través de las redes sociales. Y es que ella complació a sus nuevos amigos poniéndose la camiseta del equipo blanco. “Os dejo con otra madridista de pro…” escribió el jugador.

 

Jennifer LópezVER GALERÍA



Apasionada de la moda y las tendencias como demostró recientemente en París, Jennifer sacó tiempo para ir de tiendas, un periplo en el que no podía faltar una de sus marcas de referencia Louis Vuiton, en la que entró de la mano de Casper. ¿Se compraría algo? Fueron un par de días intensos, pero llenos de detalles que dicen mucho del cariño que siente por sus incondicionales. Los hechos dicen más que las palabras. Precisamente antes de abandonar Madrid, Jennifer tuvo uno de esos detalles que aumentan el cariño por un artista.

Y es que a las puertas de su hotel todavía se agolpaba un buen número de JLO-fanáticos que obtuvieron su premio a la paciencia. Les firmó autógrafos y se hizo fotos con todos antes de dirigirse al aeropuerto. Un broche de oro perfecto a una visita a España que ha tardado 13 años, pero es ya inolvidable.

Más sobre: