Lady Gaga y Donatella Versace, alumna y maestra intercambian trucos de estilo

La diseñadora es responsable de parte del vestuario que luce la estrella en la gira

Cuatro vestidos en un día. Se podría decir que Lady Gaga ha batido su propio récord cambiando hasta en cuatro ocasiones su look para deleite, claro está, de los fotógrafos que la perseguían por las calles de Milán. A su llegada a la ciudad italiana, la estrella no dejó mucho para la imaginación con un provocativo vestido con aberturas laterales e imperdibles en lugar de costuras. Su larga melena rubio platino le caía por la espalda, un color de pelo con el que también saludó a sus incondicionales desde el balcón del Palazzo Versace, esta vez con vestido blanco y detalles plateados. Junto a ella, una buena amiga, Donatella Versace, que ha diseñado parte del vestuario que luce la vocalista durante los conciertos de su gira mundial.


Lady Gaga y Donatella VersaceVER GALERÍA


Allá donde iba Lady Gaga una nube de fotógrafos la esperaba y ella, a sabiendas de que es el centro de atención, nunca decepciona. Su pose, sus complementos, sus extravagantes gestos… todo está estudiado al milímetro y forma parte de ese papel de cantante de éxito rompedora que busca una reacción, la que sea, buena o mala, por parte de la “audiencia”. De nuevo en la calle, con su séquito de cámaras detrás, la artista escondió su nuevo vestido bajo una blusa estampada en dorado y negro, a juego con una melena esta vez de color caoba.


Lady GagaVER GALERÍA


Donatella posó sonriente con un mini vestido negro de cuero, con escote palabra de honor y botas altas, mientras la compositora de Born this way hacía el contraste con el rojo de su modelo largo. Un traje con la parte de arriba de tiras cruzadas, combinado con un cinturón en dorado, que resaltaba la nueva figura más curvilínea y con algunos kilos más de la intérprete. Y es que recientemente esta confesó que después de luchar desde su adolescencia contra los desórdenes alimenticios había llegado el momento de ser valiente y dejar atrás sus inseguridades (un aumento de peso que le ha valido algunas críticas por parte de sus detractores). Nunca deja a nadie indiferente. Así es Lady Gaga.

Más sobre: