Las anécdotas de Bruce Springsteen a lo largo de su interminable gira 'Wrecking Ball'

Podemos decir que se encuentra en la recta final de su gira Wrecking Ball, aunque los acordes de Bruce Springsteen continuarán sonando hasta el próximo mes de diciembre. Se echo a la carretera el pasado 3 de marzo en Denver con el objetivo claro de hacer vibrar y “alucinar” a su público. Ha pisado decenas de escenarios de norte a sur y de este a oeste y en todos y cada uno de ellos se ha dejado el alma demostrando que a pesar del paso del tiempo el sigue siendo The Boss.

null

Las críticas recibidas han sido inmejorables y las anécdotas interminables, por eso hemos querido hacer aquí nuestro pequeño homenaje a este "animal" de escenario al que aun le quedan muchos estadios que llenar.

- Bruce Springsteen al teléfono

Sonaba en el estadio de Frankfurt Spirit in the Night. Acompañado por la E Street Band Bruce entonaba este brillante tema como si los años no hubieran pasado, de repente un chico entre el público le pasa un teléfono móvil y The Boss no se lo piensa dos veces, coge el móvil y deleita con su potente voz a otra persona al otro lado de la línea. Increíble, pero cierto.


- The Boss y los niños

Si la imagen de Bruce Springsteen ya era grande, ahora y tras esta gira su imagen se ha engrandecido un poquito más. "El jefe" no solo ha conquistado de nuevo a sus más fieles seguidores, sino que también ha ganado nuevo adeptos, entre estos algunos que ni siquiera levantaban dos palmos del suelo.


Madrid y Sevilla fueron los lugares elegidos por Bruce para compartir por unos minutos su escenario y su micro con su nueva generación de fans. En Madrid fue el alicantino Pablo Planells de 6 años y en San Sebastian un lucense de 4.


-Con la familia a todas partes

Nueva York fue la ciudad elegida por The Boss para subir al escenario a su madre, una asidua ya en los conciertos de su hijo y a su sobrina, quienes no dudaron en bailar junto a él, el grandilocuente tema Dancing in the Dark. Algo abrumadas por la multitud y jaleadas por Springsteen, abuela y nieta se marcaron unos acertados pasos de baile, que culminaron cuando Bruce decidió cogerlas en brazos para bajarlas del escenario tras una consabida y merecida ovación.


- Bruce apaga su sed

Tres horas, y hasta tres horas y media, de concierto generan mucha sed, por eso The Boss no tuvo ningún problema en saciarla cogiendo prestado un vaso que le ofrecía uno de sus seguidores con una refrescante cerveza. Un trago, otro trago y a continuar con el tema Raise Your Hand.


- Aniversario en Italia

El pasado mes de junio y después de muchos kilómetros recorridos, Bruce se tomo un merecido descanso para celebrar en compañía de su esposa su 21 aniversario de boda. La ciudad elegida fue Italia y por sus calles se pudo ver a la pareja tan enamorada como el primer día.

null



- Va por ti Nacho

Ser una estrella de la música no está reñido con la humildad y sino que se lo pregunten a Springsteen, quien no dudó en cumplir el sueño de una familia entera dedicando uno de sus temas a uno de sus miembros fallecidos. Una plataforma organizada en las redes sociales y un mensaje personal a Bruce hicieron que en el estadio Santiago Bernabeu de Madrid sonara The River, en honor a Nacho, un joven mallorquín, de 20 años, que falleció diez días antes de poder disfrutar del concierto de su ídolo. "Queremos dedicar este tema a Nacho y su familia, está en nuestra plegarias", dijo The Boss ante los miles de espectadores que abarrotan el estadio.


-The Boss se queda sin voz

Sábado noche en Londres. En Hyde Park suena la voz inconfundible de Springsteen al que cientos de personas corean y aplauden. Si algo distingue los conciertos del boss es que se entrega al cien por cien, sin guardarse nada en los bolsillos para que sus incondicionales vibren con cada uno de sus acordes. Una hora y media de concierto nunca es suficiente para todo lo que tiene que ofrecer por lo que sus recitales se alargan casi por costumbre tres horas más o menos. Esta vez tenía además reservada una sorpresa. Su amigo Paul McCartney apareció en escena dejando a todos con la boca abierta. Una ocasión única, pero los micros fueron desconectados y su voces apagadas.

- Bruce comparte su éxito con los viejos amigos

Lo hizo en 1978 y lo volvió a hacer en el 2012. Bruce no se olvida de sus viejos amigos y por eso no duda en compartir su éxito junto a ellos. En esta ocasión el afortunado fue Southside Johnny, a quien invitó en Madrid a cantar uno de sus grandes temas junto a él. Y es que, quien tiene un amigo… tiene un tesoro ¿o no, Bruce?



- Su mujer siempre presente en su corazón y en el escenario

Amigos, niños, músicos… y su mujer, ella no podía faltar junto a él en el escenario. Esta no es la primera vez que su gran e inseparable compañera de batallas, su esposa Patti Scialfa, se une a él en el escenario. Su complicidad es casi inalcanzable, su química apabullante y su cercanía con el público espeluznante. Se encontraron en el medio del camino y nunca más se separaron.





Más noticias sobre...

Más noticias

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema