Sheryl Crow, día Disney con los dos 'hombres de su vida'

Sheryl Crow tiene tres grandes pasiones. Una de ellas es la música, pero esta es comprensiva y sabe que frente a los dos hijos de la artista lleva las de perder. Por eso no le ha molestado demasiado que esta haya hecho un alto en su gira de conciertos para pasar tiempo con Wyatt, de cinco años, y Levi, de dos. El plan familiar era de lo más divertido para los niños: pasar un día en el parque Disneyland, California, donde los sueños se hacen realidad.


Sheryl Crow, día Disney con los dos 'hombres de su vida'VER GALERÍA


Todos los entrañables personajes cuyos nombres conocen hasta los mayores convirtieron la jornada en un agradable rato lleno de risas y sorpresas. Así de contenta posó la intérprete con sus “hombrecitos”, una instantánea en la que por supuesto Levi no se quiso quitar su “tesoro” del día: el sombrero con orejas de Mickey. Ellos se han convertido en su "ojito derecho" y siempre que tiene un hueco en su agenda lo dedica a ambos, aunque es frecuente que la acompañen en sus viajes.

Se convirtió en madre por primera vez en el mes de mayo de 2007 tras acoger al pequeño Wyatt que tenía apenas unos días de vida, una experiencia que repitió en el año 2010 al adoptar a Levi. Ha pasado por momentos en su vida muy difíciles, ya que tras superar un cáncer de mama se enfrentaba el pasado junio a la noticia de que tenía un tumor cerebral benigno. Optimista y positiva, escribía esto en su perfil de Facebook: “Hola a todos, por favor no os preocupéis por mi "tumor cerebral", es un tumor benigno. Sé que algunas personas pueden tener problemas con este tipo de cosas, pero quiero asegurarles a todos que estoy bien. Me siento muy feliz estoy disfrutando de este magnífico tiempo con mi nueva banda. Estoy ocupada trabajando en mi próximo disco con el que estoy muy entusiasmada... y voy a estar en los premios Tony el domingo. Aprecio el amor y la preocupación de todo el mundo, me siento muy afortunada de contar con el apoyo de todos mis fans, pero estoy bien ¡de verdad!. Con amor, Sheryl". Un espíritu de superación que es un ejemplo.

Más sobre: