Un amargo final de concierto: Paul McCartney y Bruce Springsteen se quedan 'sin voz' en Londres

Las autoridades cortaron el sonido de los micrófonos sin avisar, porque el show se había alargado media hora más de lo previsto

Sábado noche en Londres. En Hyde Park suena la voz inconfundible de Springsteen al que cientos de personas corean y aplauden. Si algo distingue los conciertos del boss es que se entrega al cien por cien, sin guardarse nada en los bolsillos para que sus incondicionales vibren con cada uno de sus acordes. Una hora y media de concierto nunca es suficiente para todo lo que tiene que ofrecer por lo que sus recitales se alargan casi por costumbre tres horas más o menos. Esta vez tenía además reservada una sorpresa. Su amigo Paul McCartney apareció en escena dejando a todos con la boca abierta. Una ocasión única.

 

nullVER GALERÍA

 

¿Cuándo tiene uno la oportunidad de ver a dos estrella de semejante calibre por el precio de una? Sonaron los conocidos temas de los Beatles I saw her standing there y Twist and shout antes de que se hiciera el silencio de repente. No fue que ambos se quedaran afónicos, sino que las autoridades les cortaron el sonido antes de la despedida. Eran las 10 y media de la noche y "el jefe" había sobrepasado en media hora su tiempo, por lo que se decidió cortar el concierto de golpe dejando al público completamente indignado. El mismo sentimiento se extendió entre los músicos que inundaron Twitter con sus quejas. “Un sábado noche, ¿a quién estábamos molestando?” escribió Steven Van Zandt, guitarrista de Springsteen, que reprochó la actuación de las autoridades. Quién iba a pensar que acabaría de esa forma.

La organización Live Nation emitió un comunicado explicando lo ocurrido: “Fue desafortunado que las tres horas de espectáculo de Bruce Springsteen fueran cortadas al final pero las autoridades ponen una hora límite para garantizar la seguridad del público. Los cierres de carreteras se ponen a horas específicas para asegurarse de que todo el mundo pueda abandonar el área de modo seguro”. Sin embargo, el propio alcalde de la capital mostró su desacuerdo con la actuación de la policía y dijo que el show debería haber continuado. “Parece que fue una decisión excesivamente eficaz” explicó Boris Johnson.

Más sobre

Regístrate para comentar