Veinticinco años después… Kylie Minogue se declara la dueña del elixir de la eterna juventud

La cantante australiana celebra este año su cuarto de siglo en el mundo de la música

De un vídeo a otro han pasado, nada más y nada menos, que 25 años, sin embargo Kylie Minogue sigue estando, simplemente, explosiva. Diferentes peinado, diferente forma de vestir, diferentes moda, pero al fin y al cabo la misma chica sexy que conquistaba a la cámara con su voz, su mirada y su figura.

The Loco-Motion fue su primer éxito allá por el año 1987 y de Timebomb, es último, lanzado el pasado 25 de mayo. Parece que no haya pasado el tiempo, pues la australiana sigue siendo tan sexy, si no lo es aún más, como entonces. A finales de los 80 Kylie usaba ajustadas mallas que moldeaban su estilizadas piernas y ahora en el 2012, la cantante continúa presumiendo de ellas, esta vez con unos diminutos shorts.

Parece que Kylie se haya hecho con una máquina del tiempo o con el deseado elixir de la eterna juventud, sea como fuere, lo cierto es que la australiana no piensa parar, y mucho menos ahora que se encuentra inmersa en la celebración de sus 25 años en esto de la música.

Bajo el nombre de K25, la australiana, novia del impresionante modelo español, Andrés Velencoso, tiene por delante un año lleno de celebraciones, de momento y para comenzar a festejarlo, Kylie ha estrenado el día 25 de cada mes un vídeo sorpresa en Kylie.com, y también ha realizado actuaciones y espectáculos Anti Tour en Melbourne, Sydney, Manchester y Londres, una especie de shows íntimos en pequeños locales en los que ha interpretado canciones no habituales en sus grandes conciertos, caras B de singles, etc.

Por delante le queda un concierto el próximo 4 de junio en Buckingham Palace con motivo del 60 aniversario de la subida al trono de la reina Isabel II, el Jubileo, un concierto de la BBC Proms in the Park, que se celebrará en Hyde Park el 8 de septiembre y millones de sorpresas más que Kylie Minogue se encargará personalmente de ir desvelando a sus fans.

Más sobre: