Entrevistamos a Manu Tenorio en la presentación de su sexto disco: 'En estos tiempos que vivimos hay que tirar para delante y seguir luchando'

Tras dos años de intenso trabajo, el artista sevillano vuelve con 'En primera persona', un disco muy personal en el que además de escribir y componer las canciones también se ha involucrado en la producción ejecutiva

Nervioso, pero sobre todo ilusionado, muy ilusionado. Así es como Manu Tenorio se enfrenta a la presentación de su nuevo trabajo discográfico, el sexto album de su carrera, que lleva por título En primera persona, un título muy significativo ya que se trata de la primera vez en la que además de escribir y componer todas las canciones, se ha implicado también en la producción ejecutiva. Desde que en hola.com estrenamos en exclusiva su primer single, Ni frío ni calor, el cantante sevillano ha comenzado a tener las primeras respuestas de sus seguidores más incondicionales a su nuevo disco y el resultado no puede ser mejor. La gente tenía ganas de Tenorio y él ya está de vuelta.

Manu TenorioVER GALERÍA


- En primera persona es ya tu sexto trabajo discográfico, ¿cómo lo definirías?
Hemos trabajado mucho y muy duramente y hemos hecho una apuesta muy firme por la honestidad, por hacer el disco que uno cree que tiene que hacer. Está hecho a mi medida, porque siempre intento que cada disco sea lo más Manu Tenorio posible, y quizá ese haya sido uno de los motivos por los que esta producción la he llevado 'en primera persona', nunca mejor dicho. En el camino de hacer algo más propio y personal, estaba también el hecho de responsabilizarme un poco más de todo. Llegué a un acuerdo con un par de productores, que además de grandes profesionales son grandes amigos, y nos pusimos con el repertorio piedra a piedra. Tengo que confesar que con este disco estoy mucho más nervioso que con el primero

- ¿Dirías que es el mejor?
No es tan intimista sino más abierto. Tiene ritmos que invitan a un espíritu más fiestero, pero también hay canciones con letras profundas, más desgarradas y otras que son un paso hacia delante porque es un tipo de canción que hasta ahora nunca había hecho, con ritmos más peculiares. También nos hemos adaptado a las nuevas tecnologías y ha sido una grata sorpresa, ya que a esta producción he podido dedicarle mucho más tiempo que a otras en las que estaba más condicionado por los tiempos y por cumplir con fechas. Ha sido más tranquilo y he podido cuidarlo todo mucho más. Por ejemplo, hacíamos algunos arreglos y los dejábamos ‘macerar’ durante dos o tres semanas y luego volvíamos a escucharlos para ver si cambiábamos algo o no. Paco Salazar, que ha trabajado con artistas como Amaia Montero, ha sido el que ha metido todas las guitarras en el disco, Bori Alarcón, el ingeniero de Dani Martín, ha sido el que ha mezclado el disco.

- El videoclip de tu primer single, Ni frío ni calor, es espectacular, ¿dónde lo rodaste?
Sí, es impresionante. Era un riesgo asumir toda la responsabilidad de la producción en general, pero ha merecido la pena porque hemos visto que los resultados han sido inmejorables. Cuando estábamos terminando Ni frío ni calor tenía unas percusiones y unos instrumentos que recordaban mucho a la cultura jordana, así que queríamos grabarlo en el desierto y en las ruinas de Petra, con sus espectaculares contrastes y colores. Era el escenario perfecto para la canción, así que todo encajaba.

- Tiene todos los ingredientes para convertirse en un éxito, ¿por qué elegiste este tema como carta de presentación?
Es como una rumbita pero le hemos dado unos tintes pop a través de instrumentos como la guitarra. Además, para la primavera es un tema bonito. No quería presentarlo con una balada, porque las mías son unas baladas muy tremendistas y pasionales, así que prefería hacerlo con algo más alegre. La verdad es que estoy muy contento, lleva muy pocos días y ha tenido muchísimas visitas.

- ¿Qué vamos a encontrar en este disco?
Como te decía es un disco más abierto con canciones de todo tipo. La puerta abierta es una canción muy rítmica, para bailar y para disfrutar, aunque tiene una letra que con un mensaje importante: la autodeterminación y la idea de decir basta cuando las cosas no van por el camino que queremos. También está Mientes, que es una balada de esas que a mi me gustan, desgarradas; Cobarde, que es una canción muy pasional; hay otras que son más acústicas y más melosas que son perfectas para un ambiente más íntimo… Estoy contento porque es un disco con diferentes ambientes, no hay ninguna canción que sea igual.

- Cierras este trabajo con una versión de La vida sigue igual de Julio Iglesias, ¿por qué has elegido esta canción?
Aunque es una canción corta con una letra muy breve, tiene mucho contenido y además es una de las pocas canciones que compuso Julio Iglesias. En estos tiempos que vivimos viene muy bien ese mensaje de que hay que tirar para delante y seguir luchando para no dejarnos amilanar. Eso sí, le hemos dado un ritmo más rápido y una frescura más actual, acorde a estos tiempos.

- Eres un usuario habitual de las redes sociales, ¿crees que es un buen medio para estar en contacto con tus fans?
Sin duda, es la mejor forma de mantener una comunicación directa e inmediata con la gente. Te dicen lo que más le gusta, lo que menos… Hace un tiempo pregunté al público qué le parecía la dirección que estaba tomando mi carrera y me sirvió para saber su opinión, y hace unos meses colgué la canción de Mientes en YouTube sólo con piano y voz, y la gente la estuvo escuchando e iban poniendo sus comentarios. Es muy importante.

- ¿Qué proyectos futuros tienes? ¿Empezarás gira por España?
Empezamos la gira el 30 de mayo en Sevilla y vamos poco a poco cerrando fechas. 

-  ¿Has pensado ‘cruzar’ el charco y probar suerte en Latinoamérica?
El año pasado hice alguna cosa en México con Televisa y ahora después del verano nos gustaría empezar en Argentina, Venezuela, Colombia… Estoy en un momento personal extraordinario, me encuentro muy bien física y anímicamente. Además, tengo una estabilidad que me da mucho poder y viendo cómo está la situación en España me apetece mucho cambiar de ambiente y entrar en contacto con otras culturas. Cuando estuve en México me di cuenta de que la gente es muy cariñosa y te sorprende porque piensas: "¿y esto por qué no me pasa en España?". Creo que aquí hemos perdido un poco la educación y la cortesía, y claro, cuando viajas allí y ves a la gente tan afectiva, con tanto candor, pues te das cuenta de que en España tenemos que recuperar todo eso.

- ¿Te animarías a cantar alguna canción en inglés?
Nunca hay que ponerse fronteras y creo que con trabajo y dedicación se puede conseguir cualquier cosa, pero no entra dentro de mis prioridades.

- David Bustamante, uno de tus compañeros en Operación Triunfo, está participando como jurado en El Número Uno, ¿te hubiera gustado formar parte de un proyecto así?
Lo sigo de vez en cuando, aunque no tanto como me gustaría. La verdad es que no me siento capaz de juzgar a alguien.

- Recuerdas esos años con mucho cariño, ¿verdad?
Claro que sí. Los que participamos en la primera edición de Operación Triunfo somos como el vino, con el paso de los años hemos ido mejorando, cogiendo color… Todo lo que vivimos creó una fraternidad preciosa entre nosotros. La verdad es que recordar aquellos años es emocionante. Creo que ahora que se han cumplido diez años, deberían haber hecho un programa especial en televisión porque fue algo increíble, pero bueno, todavía están a tiempo. Yo estaría encantado de participar y sería muy bonito porque me siento muy orgulloso de haber formado parte de aquella generación.

- ¿Qué les dirías a todos los jóvenes talentos que sueñan con hacerse un hueco en el mundo de la música y que ahora lo ven como algo imposible?
El camino del artista es muy duro, y cuando llegas arriba la gente no ve todos los escalones que has subido, pero en la vida hay que tomar decisiones y tienes que saber lo que quieres. Además, no quiere decir que sólo los que triunfan sean los mejores, hay muchos artistas muy buenos que se quedan por el camino. Sobre todo les diría que trabajen, que se esfuercen y que sean constantes. Esta es una profesión que se lleva en el alma y con pasión.

- ¿Esa pasión por la música te ha llevado a hacerte tus nuevos tatuajes?
Me los hice hace poco. Es la ‘efe’ que llevan los violines y algunos instrumentos de cuerda y como los cantantes somos instrumentos de cuerda y la ‘efe’ mejora su acústica, pues a ver si así nunca pierdo la afinación (risas).

- Hace unos días te vimos de viaje en Lanzarote con tu mujer, Silvia Casas. Tu profesión te obliga a estar mucho tiempo fuera de casa, ¿cómo lo compaginas con tu vida personal? ¿Silvia te acompaña en tus viajes?
Siempre viene conmigo y la verdad es que nos llevamos muy bien. Eso sí, somos un equipo y la oficina nunca cierra porque siempre estás pendiente de la agenda, el móvil...

- ¿Has elegido el 4 de mayo para estrenar el disco por coincidir con el cumpleaños de tu mujer?
Ha sido algo mágico, no nos lo habíamos propuesto. Nos pusimos a coordinar las fechas, íbamos cumpliendo con los plazos y al final por casualidad coincidió con su cumpleaños. Pero si me hubieran dado a elegir, lo habría cambiado porque realmente me hubiese gustado haberle dedicado el día completo a ella. Bueno, el día y toda mi vida, que es lo que se merece. Es mi amuleto, me apoya contra viento y marea, y estoy seguro de que lo mejor está por venir.

Más sobre: