Fallece la cantante Whitney Houston a los 48 años

La artista estadounidense, que fue encontrada en su habitación del hotel Beverly Hilton (Beverly Hills), iba a asistir a la fiesta organizada por su descubridor, Clive Davis, que se celebra cada año en la víspera de la gala de los premios Grammy

La cantante estadounidense Whitney Houston ha fallecido a los 48 de edad


La cantante estadounidense Whitney Houston falleció este sábado a los 48 de edad, según informó su publicista, Kristen Foster, quien no desveló la causa de la muerte. La artista se encontraba en el hotel Beverly Hilton, en Beverly Hills, donde había reservado una habitación porque tenía pensado acudir a la fiesta que había organizado el productor musical y su descubridor, Clive Davis, un evento anual que reúne a muchas estrellas de la canción y que se celebra en la víspera de la gala de entrega de los premios Grammy. Una persona del numeroso séquito de la cantante se percató de que Houston estaba inconsciente en su suite antes de las 15:30 hora local (23:30 GMT), momento en el que se alertó a los servicios de emergencia. A pesar de la rápida respuesta de los paramédicos, que trataron de reanimarla durante cerca de 20 minutos, Houston fue oficialmente declarada muerta poco antes de las 16:00 hora local (00.00 GMT).

La madre de la artista, Cissy Houston, dijo que estaba conmocionada porque había hablado con su hija minutos antes de que fuera hallada en su cuarto y manifestó que no percibió nada fuera de lo normal, según TMZ. Por su parte, el también cantante Bobby Brown, con quien la artista se casó en 1992, en el momento cumbre de su carrera, tuvo una hija, Bobbi Kristina, y de quien se divorció en 2007, no podía dejar de llorar al enterarse del fallecimiento de Houston. Brown conoció la noticia justo antes de subirse al escenario para dar un concierto en Mississippi y no pudo evitar las lágrimas. "¡Te quiero, Whitney!", exclamó y después lanzó un beso al cielo.

El hotel Beverly Hilton


Whitney tenía previsto asistir el mismo sábado por la noche a la fiesta previa a los Grammy que cada año organiza su descubridor, Clive Davis, una celebración que no se suspendió tras el repentino fallecimiento de la cantante aunque Davis canceló su asistencia tras lo sucedido. Allí se encontraban numerosos rostros conocidos como Alicia Keys, Britney Spears, Kim Kardashian, Kelly Rowland, Diana Ross, Ciara, Richard Branson, Jon Voight, Venus Williams, Matthew Morrison, Tom Hanks y su mujer, Rita Wilson, Tony Bennett, que se disponían a disfrutar de una noche mágica llena de música y se conmocionaron al conocer la triste noticia. El más afectado fue, sin duda, el descubridor de la artista que recibió el consuelo muchos compañeros y amigos, especialmente de Alicia Keys, que abandonó la fiesta para mostrarle todo su apoyo en estos duros momentos. 

Alicia Keys intentando consolar al descubridor de Houston, Clive Davis

 
Una voz mágica
Whitney Houston nació en un ambiente de góspel y coro. Su madre, Cissy Houston, tenía cierta fama entre las cantantes de Rhythm&Blues. Habló a su hija de la magia de la voz, y le puso como ejemplo los éxitos de su sobrina, Dionne Warwick. Whitney respetaba, y admiraba, el trabajo de las grandes damas del soul, pero al principio se dejó tentar por el mundo de la moda. Fue portada de publicaciones como Seventeen y Glamour..., pero la música logró conquistarla definitivamente y apartarla de otras aficiones.

Houston reinó en la música pop con su majestuosa voz. Si Whitney abría la boca para cantar, todos callaban. Porque su voz era más que un tesoro, era pura magia. Apoyada por Clive Davis, en 1985 lanzó su primer disco, con el obtuvo 40 discos de oro. En él se encuentra el gran éxito de Whitney Houston, Saving all my love for you. Gracias a este tema logró un Grammy que le abrió las puertas de una industria discográfica, que comenzó a percatarse del poder Houston. Durante diez años (de 1985 a 1995), la cantante hizo oro todo cuanto cantó. De hecho, en 1987 batió un récord por el que superó a los Beatles y a los Bee Gees: gracias a las canciones de su disco Whitney estuvo siete semanas consecutivas en el número 1 de las listas. 



Desde la década de los 80 hasta casi finales de los 90 fue una de las artistas que más discos vendió alrededor del mundo. Su pasión por la música no le hizo olvidar el gusanillo por la interpretación que tenía desde su juventud. En el año 1992 le llegó la gran oportunidad de combinar ambas pasiones en forma de un proyecto concreto, la película El guardaspaldas, en la que Whitney Houston, ya una auténtica diva, interpretaba un papel a su medida (una cantante de éxito) y tenía como compañero de rodaje nada menos que a Kevin Costner. La banda sonora del filme se convirtió en un auténtico éxito comercial. Más tarde, volvió a la gran pantalla en éxitos como Waiting To Exhale o La mujer del predicador.

Sin embargo, sus problemas con el alcohol y las drogas y su complicado matrimonio con el cantante Bobby Brown, con quien se casó en 1992, de quien se divorció en 2007 y con quien tuvo una hija, Bobbi Kristina, que hoy tiene 18 años, le pasaron factura en la última década. No obstante, Houston logró volver a lo más alto en 2009, cuando de nuevo fue número uno en ventas en Estados Unidos con su último álbum I Look To You, el primero en siete años. La cantante no había regresado al número uno de ventas desde el gran éxito de la banda sonora de la película El guardaespaldas, que permaneció en lo más alto de las listas de éxitos del país durante 20 semanas consecutivas. 

La cantante con su hija, Bobbi Kristina


A pesar de sus esfuerzos por rehabilitarse en los últimos tres años, Houston nunca recuperó la voz que la hizo brillar y su gira mundial en 2010 para presentar su último trabajo fue un desastre. Incapaz de llegar a los agudos que la hicieron famosa, manifestó problemas de respiración, pospuso conciertos e incluso fue ingresada en París por unas "alergias". En mayo de 2011 volvió a someterse a un tratamiento de desintoxicación y durante estos los últimos días se la vio en varias fiestas e incluso fue fotografiada en aparente mal estado saliendo de un bar en Hollywood.

El adiós de esta diva de la música ha puesto una triste nota final a una gran trayectoria profesional. Su nombre fue recogido en el Libro Guinness de los Récords como el de la artista femenina más exitosa de todos los tiempos por haber vendido más de 140 millones de copias de sus álbumes.

Más noticias sobre...

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema