Thalía: ‘Tenía solo seis años cuando mi padre murió. El impacto fue tan grande que dejé de hablar durante todo un año’

La revista ¡HOLA! México publica en exclusiva algunos extractos de las memorias de la artista, 'Cada día más fuerte'

Los momentos más agridulces de su vida, sus penas y alegrías. Todo está recogido en las páginas del nuevo libro de Thalía, Cada día más fuerte, que es toda una declaración de principios. Y es que cada uno de los momentos difíciles que ha vivido le ha enseñado algo, a superarse y a seguir adelante. La revista ¡HOLA! México les ofrece en exclusiva algunos extractos de este volumen, donde la intérprete revela detalles de los momentos más importantes de su vida. El secuestro de sus hermanas, su enfermedad, la muerte de su madre y el amor hacia su marido y sus hijos tienen un capítulo dedicado.

“Lo que nos pasó a nosotros como familia, tristemente, le ha pasado a miles de personas en todo México y en el mundo. Las heridas que deja la experiencia del secuestro son profundas” asegura. Habla además del shock que supuso para ella la muerte de su padre. “Tenía solo seis años cuando mi padre murió. El impacto de su partida fue tan grande que dejé de hablar durante todo un año”. Acompañadas de fotografías de su infancia y juventud, sus palabras relatan además cómo fue la pedida de mano de su marido Tommy Mottola.

“Cuando Tommy me puso el anillo, yo casi me desmayo de la felicidad. Nos abrazamos, nos besamos mucho rato y, sobre todo, lloramos. Siete meses más tarde nos casamos”. Tras el nacimiento de su primera hija Sabrina, la intérprete contrajo una grave enfermerdad, Lyme, que acabó con sus energías. “Durante mi enfermedad, Tommy estuvo a mi lado. Fue mi enfermera, mi cuidador, mi compañía. Yo era un esqueleto y él, a cada rato, me decía con dulzura: ‘Estás hermosa, mi amor’”.

Son muchos los recuerdos, a los que se une el reciente fallecimiento de su madre, el pasado mes de mayo, poco antes de que Thalía fuera madre por segunda vez. “La muerte de mi mamá fue la más grande de todas las lecciones que hasta el momento me ha mandado el Señor” explica. Estas serán sin duda unas Navidades llenas de sentimientos ya que son las primeras sin su madre, pero también las primeras con su hijo Matthew. En unas recientes declaraciones, la artista asegura que tratará de rescatar algunas tradiciones de su madre para estas fiestas. “Ella cada año cocinaba un bacalao divino, entonces me voy a meter en la cocina a hacer ese bacalao, para que siga la tradición”. Sin duda, un bonito detalle para recordarla.

Más sobre: