El turismo a la japonesa de Shakira con sus 'suegros'

Hay ocasiones en que una casualidad se encuentra con otra y juntas logran crear un momento mágico. Que el Barça jugara la semifinal del Mundial de Clubes en Japón no tendría nada más de especial que la emoción puramente futbolística por supuesto, si no fuera por una de esas paradojas curiosas que a veces se dan en la vida. Que el padre Jordi Guitart, misionero claretiano, fuera destinado hace cuarenta años a Nagoya, la cuarta ciudad de Japón, situada en la región de Chubu en la zona del Pacífico, tampoco sería algo especial, al margen de lo loable que es una labor así.

Sin embargo, las piezas de un puzzle como este pueden encajar con una simple explicación. Tal y como informa Mundo deportivo, el padre Guitart es tío abuelo de Gerard Piqué, hermano de su abuela Montserrat Guitart, que viajó miles de kilómetros para animar a su nieto en el campo (por cierto, el equipo logró una estupenda victoria de 0-4 lo que le da el pase a la final, aunque la mala noticia es que David Villa resultó lesionado: se rompió la tibia y será trasladado a Barcelona para ser operado). ¿Por qué no aprovechar pues el traslado para ver a su hermano, más aún acercándose fechas tan señaladas en las que una reunión familiar es el mejor de los regalos?

Dicho y hecho. Montserrat se acercó a la misión para conocerla de cerca y celebrar una fiesta de Navidad por adelantado con los 60 niños acogidos en un orfanato, que forma parte de una escuela de primaria de la ciudad japonesa. En el acto también estuvieron presentes el directivo de la comisión social del FC Barcelona, Pau Vilanova, y el miembro de la comisión social, Josep Maria Barnils, tal y como informa el diario Sport.

ShakiraVER GALERÍA

Hasta Japón viajaron también con Monserrat, su hija Montse (madre de Piqué) con su esposo Joan y, el viernes, llegará su marido Amador Bernabéu, una reunión familiar en toda regla en la que está además la novia del deportista, Shakira, completamente integrada en este círculo. Precisamente, ella aprovechó los entrenamientos del azulgrana de los últimos días para recorrer los rincones más emblemáticos de Tokio con sus "suegros", así les definió en el mensaje que acompaña a la instantánea que colgó en su página oficial de Twitter.

¿Irá quizá también la cantante, aprovechando su estancia en el país, a visitar la misión del tío abuelo de su novio? Seguro que el padre Jordi y ella tendrían mucho de qué hablar ya que es bien conocido el espíritu filantrópico de la cantante, volcado en su fundación Pies Descalzos. Desde luego este sería un bonito broche de oro a este cuento de Navidad real…

Más sobre: