El médico Conrad Murray es declarado culpable de la muerte de Michael Jackson

Ya hay veredicto. El médico Conrad Murray ha sido declarado culpable de homicidio involuntario en la Corte Superior del condado de Los Ángeles, donde ha sido juzgado como único acusado por la muerte de Michael Jackson, ocurrida el 25 de junio de 2009. Los doce miembros del jurado alcanzaron el veredicto por unanimidad después de cerca de diez horas de deliberaciones que comenzaron el pasado viernes y que continuaron el lunes.

La secretaria judicial Sammie Benson se encargó de leer el veredicto de culpabilidad que Murray, de 58 años, escuchó sin apenas mostrar ninguna emoción, mientras en la sala se escuchaba un grito de alegría. El juez Michael Pastor dará a conocer la condena el día 29 de noviembre, una pena que podría ascender a un máximo de 4 años de cárcel y la pérdida automática de su licencia médica, aunque también cabe la posibilidad de que se quede todo reducido a un arresto domiciliario al no tratarse de un crimen violento.

Michael JacksonVER GALERÍA


La Corte retiró de forma inmediata la libertad condicional a Murray, que fue esposado en la sala del tribunal y quedó bajo custodia de las autoridades hasta el día de la sentencia. La madre de Michael Jackson, Katherine, su padre, Joe, y sus hermanos Jermaine, Rebbie, Randy y La Toya, estuvieron presentes en la lectura de la sentencia, al igual que la madre de Murray y Nicole Álvarez, la madre del sexto hijo del médico. La decisión del jurado fue recibida con aplausos a las puertas de los juzgados donde se congregaron decenas de personas que corearon "justicia para Michael", un lema que dibujaba sus carteles, e incluso algunos fans no pudieron contener las lágrimas tras saber que Murray había sido condenado. Gritos de alegría, gestos de la victoria, las emociones estaban a flor de piel, tanto, que incluso hubo algún desmayo y los afectados tuvieron que ser trasladados a un hospital en ambulancia.

Michael Jackson y Los HiltonVER GALERÍA


"Se ha hecho justicia", dijo Jermaine Jackson cuando abandonaba el edificio junto con su familiares. "Estoy feliz de que sea culpable, aunque esto no nos devolverá a Michael", declaró Rebbie Jackson a la cadena HLN, que emitió el juicio que arrancó el 27 de septiembre en Los Ángeles. "Gracias América, gracias al equipo de la acusación... Michael estaba en la Corte y es por eso que se logró la victoria", explicó emocionada La Toya Jackson. La matriarca, Katherine, acompañada por el padre del cantante, Joe, leyó un comunicado para expresar en pocas palabras lo que le pasaba por la cabeza en ese momento. "Hemos esperado este momento durante mucho tiempo y no pudimos contener las lágrimas en en la sala. Aunque nada puede devolvernos a nuestro hijo, se ha hecho justicia".


Michael Jackson murió el 25 de junio de 2009 víctima de una intoxicación aguda de sedantes, en especial del anestésico propofol, un fármaco solamente indicado para su uso en hospitales y que Murray admitió haber administrado al cantante para tratar su insomnio. El doctor fue el principal sospechoso en la investigación policial que siguió al fallecimiento del artista aunque en todo momento proclamó su inocencia.

Más sobre: