Madonna, Mariah Carey... los hermanos 'problemáticos' de las estrellas de la música

De ellos se sabe casi todo: sus gustos, sus prendas favoritas, sus platos preferidos, las ocurrencias de sus hijos… Casi, porque hay algunas cosas de las estrellas de la música de las que no se sabe apenas nada y por eso quizá cuando se hacen públicas provocan un enorme asombro. La última noticia que ha provocado esta reacción ha sido la del hermano mayor de Madonna, Anthony Ciccone, que a sus 55 años sobrevive vendiendo botellas y latas de aluminio tras perder su trabajo y duerme bajo uno de los puentes de la ciudad de Michigan. ¿Quién imaginaría que siendo su hermana quien es, él acabaría así? La polémica está servida.


Madonna y Christopher CicconeVER GALERÍA


Unos aseguran que es él quien rechaza la ayuda que la diva ha tratado de prestarle para curarse de ciertas adicciones que se le atribuyen y mientras él, en declaraciones a un diario local, asegura: “Mi familia me volvió la espalda cuando yo estaba pasando una época difícil. No quiero una limosna de mi hermana. No busco publicidad”. La verdad es que este no es el único de sus hermanos con quien ha tenido problemas: Christopher publicó en 2008 un libro en el que le atribuía cualidades como “obsesionada consigo misma, manipuladora y arrogante” y Martin (que nació del segundo matrimonio de su padre) estuvo en tratamiento de rehabilitación y no fue invitado a su boda con Guy Ritchie por temor a que luego vendiera su historia a los medios.

Mariah y Alison CareyVER GALERÍA



Igual de turbia es la relación de Mariah Carey con su hermana Alison. De ella se dice que lucha también contra las adicciones y que narra que su infancia fue del todo menos feliz, aludiendo a un ambiente familiar lleno de peleas y a envidias entre hermanos (son tres). También Alison trató de publicar una biografía no autorizada de Mariah en el año 2000 pero los abogados de la intérprete la frenaron. Parece que, pese a que no mantienen ningún contacto, Mariah le pasa una asignación de dinero todos los meses.

Trace y Miley CyrusVER GALERÍA


Menos oscura, pero también un tanto tensa ha sido la relación entre los hermanos Jackson. Estrellas desde pequeños en el grupo Jackson Five, sólo Michael alcanzó una fama que ha transcendido fronteras y le ha encumbrado como uno de los artistas con más carisma del siglo XX. Casi todos sus hermanos han intentado, algunos con más fortuna y repercusión mediática que otros, continuar en el negocio de la música y mantener una buena relación. Sin embargo, tras el fallecimiento del artista han surgido algunos conflictos como el reciente homenaje que LaToya, Tito, Jackie y Marlon organizaron en Gales en su memoria el pasado octubre. Jermaine, Randy y Janet no acudieron porque se dijo que lo consideraban “inapropiado e inoportuno”, teniendo en cuenta que se está celebrando el juicio por su fallecimiento. ¿Les sentaría eso bien a los organizadores?

Se llevan bien pero las hermanas Spears han tenido no pocos problemas en el difícil camino de la fama. Britney luchó contra sus adicciones y logró retomar las riendas de su vida, pero Jaime Lynn, su hermana, abandonó precipitadamente su carrera como actriz juvenil. Aunque era la protagonista de una comedia de Disney Channel, Zoey 101, la noticia de su embarazo cuando tenía apenas 16 años (cumplió 17 poco antes de dar a luz) truncó su carrera. Ahora con 20, vive en Nashville y está volcada al cien por cien en su hija, alejada de los focos.

Toca en un grupo de música, pero cualquiera diría que con esta rompedora imagen tiene algo que ver con una de las niñas que encandiló a toda una generación desde la pequeña pantalla. Trace, hermano de Miley Cyrus, es quizá uno de los miembros más desconocidos de la familia y su estilo rockero, tatuajes y piercings incluidos, tal vez haya inspirado la nueva faceta de su hermana tras abandonar Hannah Montana. Poco más se sabe de él, aunque no ha podido evitar que transcienda que está saliendo con la estrella de Disney Brenda Song y que estarían esperando su primer hijo. Se mantienen a la sombra de sus famosos hermanos y, se lleven bien o no con ellos, seguro que no pueden evitar que sus apellidos susciten todo tipo de preguntas. ¿Les gustará eso de ser “hermanos de”?

Más sobre: