La hija de Kurt Cobain, ¿comprometida a sus 19 años con una estrella del rock?

Su vida no ha sido fácil: su padre falleció cuando ella era apenas un bebé y su madre ha tenido que lidiar durante toda su vida con toda clase de adicciones. Frances, hija de Kurt Cobain y Courtney Love, ha tenido que vivir con un apellido que pasó a engrosar la leyenda de las estrellas del rock malditas puesto que el líder de Nirvana dejó huérfanos a sus fans con apenas 27 años.

Sin embargo, ahora es ella la que ha acaparado toda la atención al surgir los rumores que apuntan que podría haberse comprometido con Isaiah Silva, líder de la banda de rock The Rambles, con quien mantiene una relación desde hace aproximadamente un año, según ha confirmado una fuente cercana a la pareja a la revista People. Todo empezó hace unas semanas a raíz de que Frances, de 19 años, cambiara su estado en su perfil personal de Facebook de "estar en una relación" a "comprometida", seguido de un romántico mensaje: "La posibilidad de pasar el resto de mi vida amando a mi mejor amigo me hace la mujer más afortunada del mundo". 

La pareja no sólo ha jugado al despiste utilizando nombres ficticios en sus respectivas cuentas de las redes sociales (Frances Rachel Leigh Cook e Isaiah David Berkowitz-Cusack), sino que tras la sorprendente repercusión del anuncio "virtual" de su compromiso, a las pocas horas decidieron volver a poner el estado sentimental que tenían antes en Facebook.

En los últimos días los rumores han cobrado cada vez más fuerza ya que como publican medios como Daily Mail, Frances e Isaiah se han ido a vivir juntos a una mansión de cuatro dormitorios de más de un millón de euros situada en las colinas de Hollywood. Tal y como asegura el portal ContactMusic.com, Frances Bean Cobain ha decidido invertir su herencia en una vivienda de 3.350 metros cuadrados que fue construida en él año 1930 y que mantiene los detalles originales como decoraciones en hierro forjado hecho a mano, vidrieras, vigas de madera estampadas y antiguos objetos de iluminación, según información publicada por el sitio web The Real Stalker. Además, cuenta con cuatro baños, cocina, una amplio comedor, despensa, patio exterior y un garaje que la hija de Kurt Cobain ha convertido en un agradable estudio. 

Aunque Frances dejó de vivir con su madre en el año 2009 y se fue con la familia de su padre, la propia Courtney Love ha reconocido recientemente haber tenido cierta responsabilidad en el distanciamiento. Sin embargo, y a pesar de todo, será una de las que más se alegrará si finalmente su hija se ha decidido a dar el gran paso. "Fue mi culpa", confesó y añadió: "Todo lo que siento es que la quiero. Daría cualquier cosa por volver a escuchar el sonido de sus tacones caminando hacia mi habitación", aseguró Love. ¿Estarán jugando al despiste o será verdad que en los próximos meses se darán el 'sí, quiero'?

Más sobre: