Lolita, su marido y sus hijos se lo pasan 'de miedo' en vísperas de Halloween

Aunque faltan unos días para la noche de Halloween, algunos prefieren empezar ya a pasar un poco de miedo aprovechando que los parques de atracciones han presentado ya su terrorífica oferta. Lolita y su familia, su marido Pablo y sus hijos Elena, con su novio Leo, y Guillermo se “escaparon” a PortAventura para gritar y temblar como los que más con Woody, el pájaro loco, vestido de vampiro o Frankenstein y la niña del exorcista que se paseaban por las calles del recinto.

Lolita con su marido Pablo y sus hijos Guillermo y ElenaVER GALERÍA


“Cada vez que vengo vuelvo a sentirme como si fuera una niña” aseguró la intérprete que disfruta más si cabe viendo una sonrisa en la cara de sus hijos. “Me siento feliz como madre viendo a mis hijos pasarlo tan bien”. Siente un gran orgullo por lo que ambos han conseguido a nivel profesional: Elena como actriz, a la que “no hace falta darle ningún consejo porque sabe perfectamente lo que tiene que hacer”, y Guillermo como músico. “Está haciendo sus pinitos y se está planteando irse fuera de España” explica. Estuvo acompañada además por su marido Pablo Durán, con quien esta primavera celebró su primer aniversario de boda. Lolita asegura que están tan enamorados como el primer día. “Él me adora y yo a él también”.

Elena y Guillermo Furiase con Leo de la TorreVER GALERÍA

En cuanto a sus proyectos de trabajo, se confiesa “muy ilusionada” con su gira a través de distintos países de Latinoamérica, donde está promocionando su último disco, “De Lolita a Lola”, que incluye “temas que me hubiera gustado cantar en otra época”. En dicho álbum rinde homenaje a su discografía y a los tres pilares más importantes de su música: su madre, Lola Flores, su padre, Antonio González ‘El Pescaílla’ y su hermano, Antonio Flores.

Lista para volver a ponerse frente a la cámara o volver al teatro está Elena Furiase que, tras unos meses de descanso en su trabajo debido a un estado de agotamiento físico, la actriz se siente ahora “mucho mejor y muy contenta porque me están llegando varias ofertas de trabajo”. “Tuve un bajón físico y psicológico y también anemia, me debilité muchísimo y el cuerpo me dijo hasta aquí”, explicó. Pasado ese bache, se ve con “muchas ganas e ilusionada porque después de dos meses de baja veo que siguen apostando por mí”. Uno de sus mejores apoyos durante este tiempo ha sido su novio Leo de la Torre, con el que está encantada. “Estamos muy bien, Leo es un compañero y un gran amigo y además nos complementamos muy bien”.


Más sobre: