Los padres de Amy Winehouse visitan entre lágrimas el apartamento de su hija en el barrio londinense de Camden: 'Estamos destrozados'

La autopsia no ha esclarecido las causas del fallecimiento de la cantante y se seguirá investigando a la espera de los resultados de los análisis toxicológicos

Tan sólo han pasado dos días desde que el mundo de la música tuvo que despedirse repentinamente de Amy Winehouse, sin embargo, para sus familiares, amigos y fans más incondicionales parece que fue ayer cuando la vieron por última vez o bailaron al ritmo de sus canciones. Todos deseaban que se recuperara para que volviera a sorprenderles con su inconfundible voz y por ello, desde que la artista falleció no han dejado de visitar los alrededores de su apartamento en el barrio de Camden (Londres).

Los padres de Amy, desolados ante el apartamento de su hija lleno de flores y tarjetas de sus fansVER GALERÍA


Este domingo ha sido especialmente difícil para las personas que más querían a Amy, sobre todo para sus padres, que se encuentran desolados tras la muerte de su hija. Manis y Mitch Winehouse, que se encontraba en Nueva York cuando se enteró de la noticia y cogió un avión a Londres para estar con su familia, y su otro hijo, Alex, acompañados por la última pareja de la cantante, Reg Traviss, acudieron al piso de la cantante y se quedaron sorprendidos al ver la cantidad de ramos de flores, velas, fotografías y tarjetas con emotivos mensajes que sus fans han depositado en una plaza cercana a su residencia. Precisamente éstos, sus seguidores, han conseguido que, tan sólo dos días después de su muerte,  'Back to black', el segundo disco de la cantante y por el que recibió cinco premios Grammy, haya regresado al número uno de ventas en iTunes en Estados Unidos, Reino Unido, Francia y Alemania.

Entre lágrimas y con la voz entrecortada, el padre de la intérprete de Rehab sólo tuvo palabras de agradecimiento para los que han querido recordar a Amy por su legado musical y no por sus polémicas: "Estoy destrozado y sin palabras, pero gracias por todo". "A la gente de la calle, lo único que tengo que decirles es que no saben cuánto significa esto para nosotros. Realmente lo está haciendo mucho más fácil", añadió mientras el ex novio de su hija, Reg Traviss, intentaba consolarle. Tampoco dejó de llorar su madre, Manis, ya que no podía olvidar la última vez que vió a Amy justo un día antes de su muerte. "Te quiero mamá", fueron las últimas palabras que le dijo.

Una fan deposita unas flores en una plaza cercana al piso de Amy, un lugar que también ha visitado su ex novio, Reg TravissVER GALERÍA


De hecho, al hacerse pública la noticia de su fallecimiento, la familia Winehouse emitió un comunicado asegurando que nadie podrá ocupar su lugar: "Nuestra familia ha quedado huérfana tras la pérdida de Amy, una maravillosa hija, hermana, sobrina. Deja un enorme agujero en nuestras vidas". Quien tampoco podía creerse la noticia fue el ex marido de la cantante, Blake Fielder-Civil, que ha recurrido al diario The Sun para hacer sus primeras declaraciones tras la triste noticia: "Estoy más que desconsolado... Mis lágrimas no se secarán nunca".

Este lunes se le ha practicado la autopsia al cuerpo de la cantante aunque los resultados no han esclarecido las causas de su fallecimiento por lo que las investigaciones continuarán a la espera de los análisis toxicológicos. Y es que a pesar de las primeras hipótesis, nunca confirmadas, un portavoz de la policía ha asegurado a varios medios, entre los que se encuentran Daily Mail o Peopleque cuando llegaron a su casa no encontraron ningún tipo de sustancia. Por su parte, Chris Goodman, amigo y representante de Winehouse, explicó: "Le dijo a su guardaespaldas que se iba a dormir a su habitación y cuando fue a despertarla descubrió que no respiraba, así que murió sola en su cama". "Estaba en estado de shock pero supo reaccionar y llamó de inmediato a los servicios de emergencia", añadió.

Más sobre

Regístrate para comentar