Paulina Rubio y Nicolás Vallejo Nágera, felices y enamorados, coinciden con Nacho Cano en una fiesta en Miami

Paulina Rubio y su marido Nicolás Vallejo Nágera siguen haciendo caso omiso a los continuos rumores de crisis que planean sobre sus cabezas. Lejos de hacerles mella, la pareja se ha vuelto a dejar ver, feliz y enamorada, en Miami durante la fiesta de inauguración del nuevo centro de yoga del indio Bikram Choudhury, bautizado por muchos como el "rey de los yoghis".

Paulina Rubio y Nicolás Vallejo Nágera coincidieron en la fiesta con Nacho Cano y Custo Dalmau, grandes aficionados al yoga como la cantante mexicana  VER GALERÍA



Tras hacer una visita fugaz a su tierra natal, México, como madrina de una marca de tequila, la cantante ha regresado a la ciudad estadounidense, donde reside desde hace ya muchos años, para acudir en compañía de Nicolás a una fiesta con 'carácter español', pues allí la pareja coincidió con Nacho Cano, ex integrante del grupo Mecano, y el diseñador catalán Custo Dalmau.

Paulina Rubio y Nicolás Vallejo Nágera acudieron a la inauguración de un nuevo centro de yoga en Miami, ciudad donde residen desde hace ya varios años  VER GALERÍA



De la mano y muy sonrientes, el matrimonio no quiso perderse este evento, pues según ha confesado en más de una ocasión la cantante mexicana uno de sus grandes secretos de belleza, es dormir mucho y practicar yoga, pues está técnica le ayuda a relajarse y a ‘cuidar su espíritu’.

Paulina, que ya ha recuperado totalmente su figura tras convertirse en mamá el pasado mes de noviembre junto a Nicolás, eligió para la ocasión un mini short floreado que dejaban al descubierto sus espectaculares piernas.

Ajenos a los continuos rumores de ruptura, la pareja llegó de la mano a la inauguración, durante la que se mostraron en todo momento felices y sonrientes  VER GALERÍA



La última vez que vimos a la pareja fue a principios de este mes, cuando ambos acudieron en compañía de su hijo, Andrea, a un campeonato de fútbol disputado en las finas arenas de las playas de Miami. El matrimonio volvía a desmentir así su distanciamiento, que como se puede comprobar en estas fotografías tomadas ayer, esta muy lejos de ser real.





Más sobre: