Eurovisión 2011: La primera semifinal elimina los números 'frikis' y extravagantes

Aunque en esta edición son más bien escasos, los toques raros y extravagantes se han vuelto a quedar fuera de la carrera por el podium del festival de Eurovisión. Tras la primera semifinal celebrada en Düsseldorf las originales propuestas de Portugal, una colorida recreación de la "revolución de los claveles" a cargo de los de por sí paródicos Homens da Luta, y los repetidos cambios de atuendo de la croata Daria, hasta tres con explosiones de prestidigitador incluidas, no recibieron el suficiente apoyo del público y jurado de los países votantes.


 

Más sorprendió la eliminación de Noruega, que sonaba como uno de los favoritos con su tema Haba Haba, que a algunos recordaba al Waka Waka de Shakira. Terminada la velada si algo quedó claro es que en Eurovisión se habla en inglés, ya que de los pocos, apenas tres o cuatro, países que cantaron en su lengua materna la mayoría se quedaron fuera de la pelea. ¿Quién ha pasado entonces la criba de los exigentes eurofans?

 

 

Hungría, Azerbaiyán y Rusia se llevaron no sólo votos sino tantos gritos y aplausos de la audiencia que ya han subido puestos en las quinielas. What about my dreams, de Hungría, consiguió con su ritmo discotequero que el Düsseldorf Arena se levantara, Running Scared de Azerbaiyán puso el toque romántico, mientras que el atractivo ruso Alexej Vorobjov desató la locura con Get you.

 

 

A ellos se unieron los candidatos de Serbia, Lituania, Grecia, Georgia, Suiza, Finlandia e Islandia que junto con el grupo de los Big Five (España, Italia, Francia, Alemania y Reino Unido) y los ganadores de la segunda semifinal (el jueves 12) pelearán por lograr el título de la mejor canción de Europa. ¿Controlará los nervios la española Lucía Pérez? ¿Logrará Que nos quiten lo bailao estar a la altura de lo que esperan los eurofans? El sábado 14 tendremos la respuesta.

 

Más sobre: