Así fue el paso de Justin Bieber por España: entre el desencuentro con la prensa y la adoración de las fans

Tantas horas de espera habrán merecido la pena para los cientos de fans que acamparon a las puertas de los recintos en los que Justin Bieber iba a dar sus primeros dos conciertos en España. Madrid y Barcelona fueron las ciudades privilegiadas hasta las que se desplazaron decenas de personas anónimas, en total 32.000… una cifra que marea, ¿no? Entre ellas hubo además algunas conocidas como las de Belén Rueda y Belén Esteban que llevó a su hija Andrea a conocer a la estrella (y lo demostró enseñando la fotografía que se hizo con él en su camerino, en el programa de televisión en el que colabora).

 

Justin BieberVER GALERÍA

PINCHE SOBRE LA IMAGEN PARA VER LAS AMPLIACIONES DE LAS FOTOGRAFÍAS

Los desvelos, faltar al colegio y las interminables partidas de cartas se vieron compensadas con los temas que, a estas alturas, hasta los padres corean. El espectáculo no defraudó a juzgar por los gritos ensordecedores y es que Bieber se colgó incluso de un cable para volar por encima del respetable, un tanto arriesgado si se hubiera caído en medio de semejante marea desatada. Hizo también un homenaje a Michael Jackson y Aerosmith, deslumbró con los rayos láser y un montaje en vídeo con sus imágenes de bebé y se puso una camiseta del equipo azulgrana con su nombre (sería quizá porque el Barcelona estaba disputando los cuartos de final de la Champions leage a la misma hora que él saltó al escenario en la Ciudad Condal).

 

 

Lo mismo hizo días antes en un partidillo de fútbol entre amigos en Madrid y al día siguiente del recital, cuando visitó las instalaciones de la Ciutat Esportiva de Sant Joan Despí y asistió al entrenamiento que realizaba el primer equipo después de su victoria, lo que demuestra el especial cariño que le tiene el canadiense al equipo. Con una de las equipaciones, incluso saltó al campo para unirse a los jugadores.

Sin embargo, su paso por nuestro país no fue del todo positivo: la incondicional y ciega adoración de sus fans no pudo enmascarar unas maneras de estrella que desesperaron a la prensa. Convocados para la presentación de su documental y tras casi una hora de espera, los fotógrafos se quedaron compuestos en el photocall y sin Bieber. El joven pasó como un relámpago sin pararse a posar y tapado hasta la nariz con la capucha de su sudadera, un comportamiento que le granjeó pocas palabras amables y muchas críticas.

 

Belén EstebanVER GALERÍA


En la comparecencia aseguró que no descarta dedicarse a la interpretación y que su vida es la de un chico normal de su edad… bueno, en su opinión porque igual no es tan habitual hacerse mundialmente conocido gracias a Youtube, grabar un documental sobre tu vida con apenas 17 años y que este recaude 22 millones de dólares en su primer fin de semana en Estados Unidos. “A mí no me pasará lo mismo que a Britney Spears. Tengo la cabeza asentada y el apoyo de muchas personas, como mi familia, que me transmiten humildad. Como todo el mundo, cometeré errores, pero tengo las cosas controladas. No quiero pasar a la historia como alguien que solo tuvo sus diez minutos de fama” dijo. ¿Lo conseguirá?

Tras su paso por nuestro país y en su página oficial de Twitter el canadiense ha puesto el siguiente mensaje: "¡¡¡Madrid y Barcelona!!! ¡¡¡España está loca!!! Algunos de mis mejores shows. Lo siento, he estado alejado pero estuve jugando mucho al fútbol y con los conciertos... y viendo todo. ¡Amo España! ¡¡¡GRACIAS!!!".

Más sobre: