Take That recoge su primer premio Brit tras ser de nuevo un quinteto

Los premios Brit de Londres volvieron a desplegar su alfombra de estrellas en el O2 Arena para recibir a los artífices de la música con sello británico que más suena en las emisoras. Entre los que pasearon por el escenario estuvieron nombres como Arcade Fire, triunfadores en la categoría internacional con dos premios, al mejor grupo y mejor álbum, un doblete que también hizo Tinie Tempah, que se llevó los Brit al mejor single y mejor artista revelación. La lista la llenaron Rihanna, como mejor artista internacional, y Justin Bieber, artista revelación internacional.

Rihanna, Cheryl Cole, Justin BieberVER GALERÍA

PINCHE SOBRE LA IMAGEN PARA VER LA GALERÍA DE FOTOGRAFÍAS


Fue Rihanna una de las que mayor sensación provocó con su aparición en la gala, tanto en escena como fuera de ella, ya que eligió varios conjuntos de lo más llamativos. En la alfombra desfiló con un conjunto de falda azul, corpiño violeta y adorno verde lima en la cintura y para cantar cambió este diseño multicolor por un traje blanco con estampado floral y un body negro de lo más provocativo. Iguales suspiros levantó el atrevido escote en la espalda de Cheryl Cole, que dejaba a la vista su tatuaje lumbar. Avril Lavigne con su mini vestido negro, siempre se acierta con ese color, y su pelo con mechas de colores vivos fue otra de las más esperadas de la velada.

Take ThatVER GALERÍA


Entre los más atractivos, estuvieron James Blunt, Justin Bieber, fiel a su estilo juvenil, y Lewis Hamilton que cambió durante unas horas su preparación para la nueva temporada de Fórmula uno por un asiento en el patio de butacas para aplaudir la buena música. Sin duda uno de los momentos más emotivos de la noche fue el premio a Take That, veteranos de estos premios, como mejor grupo británico, el primer reconocimiento que reciben después de volver a unirse y sacar su nuevo disco. Al completo, los cinco, subieron a recoger su estatuilla, creada por la diseñadora Vivienne Westwood para la ocasión. Entre bambalinas, la mujer de Robbie Williams, Ayda Field, con el resto de familiares de los miembros del conjunto, aplaudió sin parar este éxito.

Más sobre: