Aunque sus agendas laborales son un tanto difíciles de cuadrar, Fergie y Josh Duhamel consiguen siempre sacar tiempo para estar juntos y con más razón si es el día de los enamorados. El plan fue sencillo, un par de entradas para el front row del desfile de Marc Jacobs en la Semana de la Moda de Nueva York en la mejor compañía. Sin soltar la mano de su marido, Fergie no se perdió ni uno de los diseños de Jacobs, que presentó en la pasarela sus propuestas para el otoño-invierno 2011-2012.

Entre aplauso y aplauso, las bromas y las muestras de cariño de la pareja fueron constantes. Fergie estaba muy favorecida con un mini vestido rojo, un color muy adecuado dada la fecha, combinado con botas de caña alta, un conjunto que a Josh le gustó ya que parecía decirle “¡qué guapa estás!”. En enero celebraron su segundo aniversario de boda haciendo una escapada, como si de una segunda luna de miel se tratara, y, a juzgar por las miradas que se dedican, están igual de enamorados que cuando se dieron el “sí quiero”.

Fergie dijo en una ocasión que su amor por Josh había llegado poco a poco, que fue cuando le conoció cuando se dio cuenta de que estaba enamorada: “Tenía una lista de cualidades que buscaba y no puedes encontrar a alguien así en una semana. Fue al saber cómo era cuando me enamoré de él”.

Más sobre

Regístrate para comentar