La polémica eliminación de Alazán y la baja audiencia marcan la segunda gala de ‘Destino Eurovisión’

La ‘segunda etapa’ de la carrera hacía Düsseldorf , en la que se eligieron a otros cinco semifinalistas, sólo consiguió sentar ante el televisor a un total de 1.650.000 espectadores, 850.000 menos que el pasado viernes

Segunda gala de Destino Eurovisión y segunda tanda de semifinalistas elegidos. Anoche, el público y el jurado decidieron que los otros cinco aspirantes a representar a España el próximo mes de mayo en la ciudad alemana de Düsseldorf fueran: Esmeralda Grao, Melissa, Sebas, Mónica Guech y el grupo Don Johnsons. ¿Quieres conocerlos?


Anne Igartiburu en 'Destino Eurovisión'


Esmeralda Grao, una de las tres favoritas del público junto a Melissa y Sebas, interpretó a la perfección el tema Nacida para amar (canción con la que Nina representó a España en el año 1989). Cantautora de profesión, Esmeralda ganó el Primer Premio en la 27 Edición del Festival de Benidorm en 1994 y tiene tres discos en el mercado. Por su parte, Melissa cantó el clásico Après toi (Vicky Leandros, 1972) y Sebas, granadino y seguidor del Festival desde que era pequeñó, demostró porqué tiene que ser el ganador de Destino Eurovisión, con su propia versión de Molitva.

Después de la elección del público, los miembros del jurado decidieron que los otros dos semifinalistas de la noche fueran Mónica Guech y el grupo Don Johnsons. La primera, nacida en Liverpool y criada en Barcelona, sorprendió cantando la versión soul de Believe, (canción ganadora del Festival de Eurovisión en 2008) mientras que los componentes del grupo barcelonés aportaron frescura al mítico Yo soy aquel que interpretó Raphael en el certamen de 1996.

El momento más tenso de la noche se vivió cuando el jurado eliminó al dúo Alazán compuesto por Sara y Encarna, hermana y sobrina de las integrantes de Azúcar Moreno. Boris Izaguirre sabía que su comentario iba a ser polémico y antes de pronunciarlo avisó: “Sé que esta decisión va a ser polémica, pero el jurado opina que, teniendo como antecesoras a las propias Azúcar Moreno, tenemos que prescindir de Alazán”. Según Boris, Sara y Encarna no habían aportado originalidad a Bandido, el tema con el que las hermanas Salazar lograron la quinta posición en el Festival de Eurovisión de 1990. Fuera de cámara, las integrantes de Alazán respondieron a la decisión del jurado con estas palabras: “Nos sentimos muy orgullosas de nuestra actuación y Boris podría haberse guardado ese comentario”.


Alazán


Pese a la polémica y la elección de los nuevos semifinalistas, que el próximo viernes se verán las caras con los semifinalistas elegidos en la primera gala, Destino Eurovisión no fue la opción más vista de la noche. De hecho, el programa conducido por Anne Igartiburu y Daniel Diges cedió terreno a las privadas y solo consiguió un total de 1.650.000 espectadores, 850.000 menos que el pasado viernes.

Más sobre: