Amy Winehouse estrenará en Brasil nuevos temas después de cuatro años de silencio

Cuatro años de silencio, un segundo disco que no llega… los seguidores de Amy Winehouse siguen teniendo paciencia ya que su cantante preferida parece no tener prisa por lanzar al mercado nuevo material discográfico. Quizá sea que no está segura de si a sus fans les gustará el nuevo giro que, según cuentan algunos, ha dado su sonido o tal vez sea que su agitada y controvertida vida personal no le deje espacio para terminar el trabajo.

En los últimos meses poco o nada se sabía de la artista que ha reaparecido por Año Nuevo en Brasil, donde ya había anunciado una gira que la ocupará durante cinco días: el 8 tocará en el Summer Soul Festival de Florianópolis, 11 y 12 se presentará en Rio de Janeiro, el 13 en Recife y el 15 cerrará su gira en Sao Paulo. Su espectáculo contará con el músico Mayer Hawtorne y la joven revelación del soul, Janelle Monáe, como teloneros y se espera además que estrene nuevo material así que la buena música está servida.

De momento Amy cuenta las horas que le quedan para salir a escena desde el hotel de Rio en el que se aloja, en el barrio de Santa Teresa, cercano a la zona de Lapa, una de las más bohemias de la ciudad. Allí se entretiene tomando el sol en el jardín rodeada por su equipo de guardaespaldas que vela por su seguridad en este viaje.

A la espera de su nuevo disco, que está en fase de preparación, la última producción musical de Winehouse ha sido una versión del clásico de los años 60 It's my party, que estará incluida en un disco del productor y compositor estadounidense Quincy Jones. En el mes de octubre actuó además por sorpresa en una noche benéfica organizada por Hawley Arms en un pub de Londres, para deleite de asistentes y organización que no contaban con la voz de la inglesa en el programa.

Más sobre: