Rosario Flores, Enrique Ponce, Alejandro Sanz... numerosos rostros conocidos dan el último adiós a Enrique Morente

La capilla ardiente del cantaor ha quedado abierta a partir de las 17.00 de la tarde en la sede de la SGAE

A partir de las cinco de la tarde ha quedado abierta al público la capilla ardiente de Enrique Morente, en la sede de la SGAE, en Madrid, para que todo aquel que quiera darle el último adiós a esta figura del flamenco pueda hacerlo. Los primeros en entrar entre aplausos y gritos de “Viva Enrique” fueron la viuda, Aurora Carbonell, y los tres hijos del cantaor, Estrella, Soledad y Enrique. En las puertas del edificio les recibía un póster del recordado Camarón con el mensaje “Hola Enrique, bienvenido” y dentro han quedado instalados tres libros de condolencias. Los restos del cantaor salieron hacia Granada el miércoles por la mañana, allí se instaló la capilla ardiente en el Teatro Isabel la Católica para que sus paisanos le rindieran homenaje antes de enterrarle en el cementerio de San José.

Alejandro Sanz, Paco de Lucía y Antonio Carmona VER GALERÍA

PINCHE SOBRE LA IMAGEN PARA VER LAS AMPLIACIONES DE LAS FOTOGRAFÍAS

 

Numerosos rostros conocidos han acudido a darle el último adiós al cantaor. Se ha podido ver por allí a Alejandro Sanz, Paco de Lucía, Antonio Carmona, Asuncion Balaguer, Víctor Ullate, Bibiana Aído, Massiel, Lolita y Rosario Flores, el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, Pitingo, Miguel Poveda, Luis García Montero, Félix Grande, Enrique Ponce, Esperanza Aguirre y el consejero de Cultura y Deporte de la Comunidad de Madrid, Ignacio Gonzalez, Pilar Bardem y Kiko Veneno. Las palabras más repetidas eran "se ha ido un grande". A ellos se han unido decenas de personas anónimas que hacían cola para rendir su personal homenaje a esta figura.

 

Rosario FloresVER GALERÍA

 

La hora de apertura del recinto fue retrasada debido a que se le estaba practicando la autopsia en el Instituto Anatómico Forense a los restos del artista, uno de los representantes más importantes de este género musical. Morente falleció el lunes día 13 de diciembre a media tarde en la clínica de La Luz, a consecuencia de las complicaciones surgidas a raíz de una operación de úlcera a la que fue sometido el pasado día 4 y que le mantenía desde el domingo 12 en estado de muerte cerebral.

Tras el fatal desenlace, fuentes familiares dijeron a la agencia Efe hizo público que la familia había presentado una denuncia –fuentes judiciales han confirmado a la citada agencia que son dos: una el día 11 y, tras su muerte, otra en el juzgado de guardia- por una presunta negligencia médica. La policía se personó entonces en la clínica la Luz, donde tomó datos y pidió informes, poniéndose en marcha una serie de medidas cautelares, han añadido las fuentes. "Fue una salida lógica a tanta cautela y desinformación por parte de la clínica", según las mismas fuentes, que han subrayado que estuvieron siete días sin tener noticias por escrito del estado de Morente.

Ante estos hechos, los médicos de la clínica han enviado un comunicado a Efe para salir al paso de las “informaciones erróneas” en los medios de comunicación sobre las circunstancias de la muerte de Morente. En contra de la versión sostenida por la familia, los facultativos sostienen que “Enrique Morente ingresó para operarse de un cáncer de esófago de 4,5 cm de diámetro, localizado en el tercio medio, con metástasis linfáticas”. “El equipo médico (cirujanos, anestesistas, intensivistas, patólogos, neurólogos) desea transmitir a su familia y amigos sus condolencias por tan importante pérdida” concluye el documento.

La familia por su parte ha respondido con otro comunicado difundido una vez más a través de la SGAE en el que pide que se “eviten especulaciones al respecto de supuestas actuaciones judiciales por parte de la familia de Enrique Morente y anuncia que, oportunamente, hará pública su versión de los hechos”. “La familia pide que, en estos momentos de dolor, se le permita honrar, como se merece, la figura de uno de los más grandes nombres que ha dado el flamenco a lo largo de la historia. Un sentimiento de respeto que traslada a toda la ciudadanía a la que, en un día como hoy, invita a manifestar su último adiós a un creador inmenso y una persona que desbordaba humanidad a cada instante. La familia del maestro quiere agradecer las numerosas muestras de condolencia que, llegadas de todas partes del mundo, ha recibido desde el fallecimiento de Enrique Morente. También expresa su gratitud a los medios de comunicación por el tratamiento respetuoso hacia su persona y su familia en estas difíciles horas” indica.

Más sobre: