Justin Bieber trae el fenómeno fan a España: 'Esto es sólo el principio de lo que aspiro a alcanzar'

Un libro, una película sobre su vida, un disco en el mercado y miles de fans que le siguen alrededor del mundo. Tiene sólo 16 años pero Justin Bieber se ha convertido ya en el máximo exponente del fenómeno fan adolescente: tan apasionados y entregados son sus seguidores que son capaces de esperar durante horas a que aparezca en un concierto, actuaciones que han provocado no pocos desmayos. Este "amor desenfrenado" crece en la misma medida que lo hace su palmarés de premios: cuatro AMA’s, dos MTV Video Music Awards, otros dos premios MTV Europe Music Awards, tres Teen Choice, entre otros, adornan ya sus trabajos, My World, My World 2.0 y My World Colection.

Su primera visita a España ha sido sobre todo acelerada. Una rápida rueda de prensa, firma de merchandising y discos para dejarse ver un poco más de cerca, eso claro, si los enormes guardaespaldas que le rodean lo permiten, aparición televisiva en El hormiguero y despedida hasta el mes de abril, cuando volverá a Madrid y Barcelona para actuar en directo (el 5 de abril en el Palacio de los Deportes y el día 6 en el Palau Sant Jordi, respectivamente).

Justin tiene claro cómo manejar la situación cuando se encuentra delante de una cámara: sabe cómo quiere posar y no le gusta que le saquen demasiadas instantáneas, así que no duda en decirlo. Dos guardaespaldas custodian sus movimientos, hasta el punto de no dejar que se le acerquen demasiado e incluso él mismo guarda las distancias (le faltan aún algunas tablas para captar las bromas de algunos reporteros). Se confesó encantado de estar en España, donde ha recibido un disco de oro por las ventas de sus discos y donde su presencia ha desatado tanta expectación como en otros lugares por los que ha pasado.

Es aún joven y eso se nota en su manera de expresarse, aunque si hay algo que tiene clarísimo es que su vida está en un escenario. “Quiero acabar el instituto y luego centrarme sólo en la música. Hay muchas cosas que puedo hacer, esto es sólo el principio de lo que aspiro a alcanzar” aseguró. Sin embargo no descarta lanzarse a la interpretación en el futuro, pero “ahora la música es mi pasión”, reiteró. Superventas, perseguido por personas de todo el mundo, pero con tiempo para combinar las facetas de superestrella y chico de casi 17 años. “Siempre he sido una persona normal. Encuentro tiempo para hacer cosas normales”.

Le gustan las dos redes sociales más populares –en Facebook tiene 15 millones de seguidores y en Twitter 6 millones- porque le sirven para ponerse en contacto con ellos a los que define como “genuinos, muy devotos” y que “le apoyan”. "Me gusta ser un modelo para los demás" comentó.

El artista canadiense publicó My World en 2009, disco de oro en España, que se convirtió en disco de platino en EE.UU. y pasó a ser el primer artista en tener siete canciones pertenecientes a un álbum debut, en la lista Billboard Hot 100. Su segundo trabajo, My World 2.0, lanzado el pasado mes de marzo, incluía los ya conocidos hits Baby y Eenie Meenie y su nuevo disco, My Worlds - The Collection, es un doble cd que recopila los temas anteriores y suma algunas remezclas y versiones en acústico.

En febrero de 2011 llega a la gran pantalla su película en 3D, Justin Bieber: Never say never, de la que ha dicho: “Es la historia de cómo mi familia, amigos y fans me ayudaron a llegar a donde estoy y me siguen ayudando a vivir un sueño imposible”. Su libro que también acaba de presentar se titula Justin Bieber: First Step 2 Forever y en él cuenta detalles de cómo pasó de ser un casi desconocido que subía videos a YouTube a ser apadrinado y trabajar con el famoso Usher. Y esto es sólo el principio.

Más sobre: