Enrique Iglesias y Anna Kournikova, romántico reencuentro con sabor italiano

Enrique Iglesias y Anna Kournikova siguen sumando años a su historia de amor, llevan casi una década juntos, y están igual de enamorados y felices que cuando esta comenzó. Aunque sus respectivas agendas laborales les mantienen casi más tiempo separados que juntos, cualquier escapada o hueco que encuentran en ellas -hace poco estuvieron en Hawaii- lo aprovechan para reunirse y pasar una velada de lo más relajada y romántica.


Enrique Iglesias y Anna KournikovaVER GALERÍA


En esta ocasión el lugar elegido para el encuentro fue el restaurante italiano Prime One Twelve, en South Beach, Miami, ciudad en la que tienen fijada su residencia desde hace años. Enrique abrazaba por los hombros a su novia, que lució silueta con unos ajustados pantalones de camuflaje y camiseta negra, antes de entrar en el local y ambos saludaron con una sonrisa a los flashes que allí les esperaban.

Tranquilos y discretos en su vida privada, periódicamente desmienten los rumores de boda que les rodean (incluso los que afirman que lleva un anillo de compromiso), están volcados en sus respectivos compromisos. Enrique acaba de regresar de Europa donde ha estado promocionando su último disco Euphoria, cuyo single I like it arrasa en las pistas de baile. Mientras tanto Anna combina sus trabajos publicitarios y solidarios: recientemente la ex tenista ha vuelto a coger una raqueta en The Chris Evert Classic, un torneo en el que con su partenaire Gavin Rossdale consiguió ganar a la pareja formada por el propio Evert, el anfitrión, y el actor Chris Foley por una buena causa.

Más sobre: