Alejandro Sanz y Mala Rodríguez se alzan con un Grammy Latino cada uno en una edición dominada por Juan Luis Guerra y Camila

Enrique Iglesias, Rosario Flores, José Luis Perales y Natalia Jiménez pusieron el acento español en el apartado de actuaciones musicales


El dominicano Juan Luis Guerra y la banda mexicana Camila han dejado su sello en la 11ª edición de los premios Grammy Latino, acaparando la mayor parte de las 12 estatuillas que se repartieron a lo largo de las tres horas que duró la gala, una ceremonia vistosa y espectacular por momentos.


Juan Luis Guerra ha sido el gran triunfador en esta edición de los Grammy Latinos al hacerse con tres de los premiosVER GALERÍA

PINCHE SOBRE LA IMAGEN PARA VER LA GALERÍA DE FOTOS


Guerra se alzó con el gramófono dorado al álbum del año y al mejor álbum tropical contemporáneo, por A son de guerra, y a la mejor canción tropical, por Bachata en Fukuoka. "Es un álbum de características románticas y sociales. Es el tiempo de llamar a las cosas como son y de reclamar mejor justicia, más honestidad y más integridad para los pueblos latinoamericanos. Esto es para una mejor Latinoamérica", dijo el artista sobre el escenario.

Por su parte, el grupo mexicano Camila se llevó dos gramófonos dorados: a la grabación del año por Mientes y al mejor álbum vocal pop dúo o grupo, por Dejarte de amar. Mientes también cosechó la estatuilla a la canción del año, que premia a los compositores, en este caso Mario Domm -miembro de la banda- y Mónica Vélez. "Esto es una bendición", afirmaron los miembros del grupo, que recordaron que el 11 les ha traído mucha suerte, por la fecha y porque pasaron 11 meses grabando este trabajo.

El uruguayo Jorge Drexler, que partía como uno de los favoritos con cuatro nominaciones, se fue de vacío.

Lo mejor del evento, sin embargo, residió en algunas de las actuaciones musicales: desde la espectacularidad del dueto formado por Enrique Iglesias y Wisin y Yandel (No me digas que no), pasando por el ritmo de Juan Luis Guerra (La guagua), la calidez de Prince Royce (Stand by me, con Ben E. King), y la sensualidad y complicidad que desprendieron Ricky Martin y Natalia Jiménez (Lo mejor de mi vida eres tú).

Destacaron asimismo la aparición de Marc Anthony, que interpretó con José Luis Perales el tema ¿Y cómo es él? ante la atenta mirada de su esposa, una entregada Jennifer López, y el duelo de bellezas que protagonizaron unas sensuales Nelly Furtado y Mala Rodríguez, ésta última premiada con el Grammy Latino a mejor canción urbana por No pidas perdón. Rosario Flores (Cuéntame qué te pasó), Alejandro Fernández (Vamos a darnos tiempo), Aleks Syntek (Loca), Chino y Nacho (Mi niña bonita) y la pareja hecha por Gilberto Santa Rosa y Johnny Ventura pusieron el colofón con Hay que dejarse de vaina.


Alejandro Sanz posa con su Grammy Latino al mejor álbum pop vocal masculino por 'Paraíso Express'VER GALERÍA


Otros galardones destacados correspondieron al mejor álbum vocal pop masculino para Paraíso Express, de Alejandro Sanz, el mismo premio en versión femenina, que se llevó Nelly Furtado por Mi plan, al mejor álbum de música urbana para Mi niña bonita, de Chino y Nacho, y al mejor nuevo artista, que fue a parar a Álex Cuba. "Cuando he visto la apertura me he emocionado", dijo Sanz. "Estuve en la primera edición de estos premios y mirad dónde estamos. Se lo debemos a la Academia. Dedico el premio a mis fans y a todos ustedes por haberlo votado", añadió. "No vamos a poder dormir esta noche", gritaron Chino y Nacho, antes de exclamar con todas sus fuerzas: "¡Venezuela!".

La gala fue retransmitida en directo por la cadena Univisión desde el centro de convenciones del hotel Mandalay Bay, con cabida para unos 12.000 espectadores. Eugenio Derbez, que aportó varias dosis de sarcasmo e ironía con bromas dirigidas a las celebridades asistentes, y la artista Lucero condujeron la ceremonia. Derbez aprovechó la "adicción" de los famosos a las redes sociales y emitió varias imágenes de los artistas, como Tommy Torres, la actual Miss Universo, Ximena Navarrete, o Cristian de la Fuente, escribiendo en Twitter durante los espacios publicitarios.

Plácido Domingo subió al escenario para escenificar de nuevo la entrega, de manos de Ricky Martin, del premio Persona del Año 2010, que le fue otorgado un día antes por la Academia Latina de la Grabación. "Lo llevaré como algo muy profundo dentro de mi alma", manifestó el tenor español.

Más sobre: