Sorpresa en Fama Revolution: Aaron se lleva la primera inmunidad con un estilo que no había bailado nunca

Emoción, espectáculo pero sobre todo baile fue lo que inundó el plató de Fama Revolution en el primer día “oficial” de concurso. Este año las reglas han cambiado y el mecanismo del programa es totalmente diferente: los alumnos luchan individualmente por el premio aunque su trabajo será en grupos de cinco, uno para cada estilo de baile. Sin embargo, algunos alumnos no están exactamente en su estilo por lo que la permanencia en el programa se convertirá en un auténtico reto.

Las divisiones han quedado así: en lírico, Nacho, Yron, Guillermo, Sabela y Carla; en comercial dance, Black, Mario, Vicko, Yurena y Adriana; en jazz fusion están Yaëla, Mari Carmen, Mimi, Rubén y Fanny; en Broadway, Felisa, Alicia, Diana, Yerai y Raphaela; y en street dance, Tanya, Said, Marc, Abel y Aaron. Precisamente este último no es un experto en break y bailes urbanos, aunque su actuación en la coreografía, preparada por ellos mismos, pasó con creces la criba.

Valorando su esfuerzo y su capacidad para meterse de lleno en un estilo que no había bailado nunca, Aaron se ha convertido en el primer inmune de Fama Revolution. ¿Qué significa esto? Pues que puede dormir tranquilo por las noches ya que no podrá ser nominado ni expulsado el próximo viernes. Sus compañeros por el contrario tienen aún una larga semana por delante: el martes se elegirá al grupo inmune (ninguno de sus miembros será nominado) y, de los cuatro restantes, se elegirán los peores bailarines el miércoles y el jueves (tras más bailes y coreografías por supuesto) que se enfrentarán el viernes al veredicto del público.

Dentro de la casa, la convivencia ha comenzado entre los 25 concursantes y, pese a que no llevan demasiados días allí, ya van surgiendo los primeros roces y conflictos. Black y Yurena, ambos del grupo de comercial dance, no llevan demasiado bien lo de trabajar juntos y es que Black está acostumbrado a bailar solo. ¿Conseguirán entenderse?

Más sobre: