Madonna, más sexy y bella que nunca, celebra su 52 cumpleaños con Jesús Luz y su hija Lourdes

nullVER GALERÍA


A diferencia de otros años en los que la hemos visto celebrando su cumpleaños dándose un chapuzón en un yate en Portofino, la fiesta de Madonna este año se ha trasladado a Londres. La reina del pop, que continúa el rodaje de su segunda como directora W.E., ha permanecido en la capital británica por motivos laborales. Aún así Madonna ha hecho un alto en el camino para celebrar sus 52 años por todo lo alto. El pasado sábado, dos días antes del día de su cumpleaños -16 agosto-, la artista comenzó las celebraciones con una fiesta privada en el exclusivo y selecto Shoredicht House londinense.


VER GALERÍA



Con un ajustado y sexy vestido de seda gris, un bolso de Lord & Saviour con un enorme crucifijo de oro, al parecer regalo de su novio, Jesús Luz, valorado en 7.000 euros, y unos pendientes de Neil Lane, la cantante hizo su aparición en el club, seguida de su hija Lourdes, de 13 años. La cantante, que puede presumir de un cutis radiante pese al paso de los años, disfrutó de la compañía de su hija mayor y de su novio, el modelo brasileño con el que lleva 18 meses de relación. La fiesta, en la que al parecer se gastó cerca de 120.000 euros, comenzó con una cena y siguió con champán y cócteles en la terraza hasta alrededor de las cuatro de la madrugada.


VER GALERÍA



Pero ahí no acaba todo. Esta noche continuarán las celebraciones. La diva del pop, al parecer, ha organizado una fiesta de disfraces para celebrar su cumple y el de su hijo Rocco, que el pasado 11 de agosto cumplió 10 años. La temática elegida para los disfraces será real y se comenta que Madonna podría ir disfrazada de Ana Bolena, segunda esposa de Enrique VIII. Después de esta fiesta de niños y mayores, Madonna y Jesús Luz continuarán su velada en el club Aura de Mayfair.

Más sobre: