La cantante mexicana Julieta Venegas, mamá de una niña

¡Ha sido niña! La cantante mexicana Julieta Venegas se ha convertido esta madrugada en madre por primera vez. La intérprete de Limón y sal ingresó anoche en un hospital de Ciudad de México para dar a luz y fue madre "de una preciosa niña", informó su casa discográfica, Sony Music México. "Están perfectamente bien y no hubo ninguna complicación", explicó una fuente de la compañía, que no reveló el nombre de la pequeña.

Donde no se han hecho esperar las felicitaciones ha sido en la red social Twitter, en la que Julieta es una de las mexicanas más seguidas, con más de 408.000 seguidores. Miles de mensajes se hacen eco del nacimiento o felicitan a la voz de Me voy. "Felicidades Julieta por tu bebé, muchísimas bendiciones para ustedes", le escribió otro cantante mexicano, Aleks Syntek. "Felicidades bellaaaaa. Se te quiere julieta", escribió por su parte Alejandro Sanz.

El anuncio en febrero de su embarazo causó revuelo en México, especialmente porque la artista eligió no revelar el nombre del padre. Unos meses después, durante la presentación de su disco Otra cosa -en el que explora la feminidad como modelo de intuición y libertad- se reafirmó en esta postura, que en general ha sido respetada por los medios de su país.

"Lo estoy disfrutando mucho, soy muy feliz", dijo entonces. La cantante avisó de que sólo podría actuar unos meses más, hasta que el embarazo se lo impidiera. Además, había elegido no colgarse su característico acordeón para no dañar al bebé con el peso. Tras viajar por varios países, ofreció su último concierto hasta la fecha a finales de mayo en el teatro Metropolitan de la capital mexicana, en el que recibió el cariño del público.

La identidad del padre sigue siendo un misterio, ya que, a sus 39 años, la artista siempre se ha mantenido discreta en cuanto a su vida amorosa. Divorciada del músico chileno Álvaro Henríquez, se la ha relacionado en los últimos años con el cantante Jorge Villamizar (ex Bacilos), con el director de cine Francisco Franco y con un psicólogo argentino con quien se dice estaría viviendo esta experiencia.

Más sobre: