Lolita Flores y su hija, Elena Furiase, se relajan a bordo de un barco en las cálidas aguas de Ibiza

nullVER GALERÍA

Nada mejor que rodearse de la familia y los amigos para disfrutar de unas buenas vacaciones tal y como ha hecho Lolita Flores. La cantante viajó hasta Ibiza para disfrutar de unos días de relax y hacer un paréntesis en este intenso y completo año, en el que contrajo matrimonio con el cubano Pablo Durán- en una boda celebrada el pasado mes de mayo- y estrenó nuevo disco en junio, De Lolita a Lola.

La artista ha disfrutado este fin de semana de un bonito paseo en barco junto a su hija, Elena Furiase, que estuvo acompañada por su novio, Leo de la Torre, con quien sale desde hace casi nueve meses y con quien se la ve muy contenta e ilusionada. La pareja se dedicó varios gestos de amor y complicidad durante sus baños en el Mediterráneo. En esta soleada jornada también estuvo una de las íntimas amigas de Lolita, la actriz Loles León, además de otros amigos.

La mayor de los Flores, que lució un bikini con estampado de flores, no dudó en saltar desde la embarcación al mar para refrescarse, al igual que hicieron el resto de sus acompañantes. También aprovechó para tomar el sol en la cubierta de la embarcación mientras charlaba con su hija.

VER GALERÍA

Más sobre: