Sheryl Crow habla por primera vez tras adoptar a su segundo hijo: 'El proceso ha llevado su tiempo'

Dos meses y medio después del nacimiento de su segundo hijo adoptivo, Levi, Sheryl Crow ha decidido sincerarse y contar, en las páginas de la revista Redbook, cómo ha cambiado su vida la maternidad. Dice que la idea de adoptar la tuvo justo después de romper su relación con el ciclista Lance Armstrong, del que se separó en 2006 después de tres años juntos. “Acababa de atravesar una ruptura dolorosa en la que hubo niños implicados (Armstrong tenía tres hijos de su primer matrimonio) y había pasado por el tratamiento del cáncer. Después de eso tenía un sentimiento de urgencia acerca de cómo quería que fuera mi vida. Como no estaba casada, mi idea de cómo debería ser no tenía sentido”.

Entonces fue cuando, tal y como detalla, comenzó a valorar la posibilidad de ser madre. “Comencé a rellenar impresos en casa. La idea era que, si surgía la oportunidad, estaría preparada”. Y así fue. En abril de 2007, Wyatt llegó a su vida y, desde entonces, aunque no ha dejado de lado su carrera, ha hecho de su papel como madre una prioridad. No es raro ver al niño en sus conciertos o incluso encima del escenario con ella, como ocurrió recientemente en Canadá.

Sheryl planeaba adoptar de hace varios meses, pero el proceso se alargó más de lo que esperaba. “El proceso ha llevado su tiempo. Quería adoptar cuando Wyatt cumpliera los dos años; un montón de adopciones no prosperan”. Sin embargo finalmente su deseo se vio cumplido y Levi ya se ha convertido en el compañero de juegos de su hijo mayor. “Las cosas siempre suelen salir bien. Cuando tienes la visión de cómo deberían ser las cosas, el universo te da exactamente lo que necesitas”.

Con dos niños está de lo más ocupada aunque sus amigas, entre las que se incluye otra mamá famosa, Nicole Kidman, le son de gran ayuda. “Vamos las unas a casa de las otras, hacemos la cena y organizamos noche de chicas. O salimos a cenar o a tomar algo, aunque como somos madres, no dejamos que la cosa se alargue”.

Más sobre

Regístrate para comentar