Kylie Minogue presenta en sociedad 'Aphrodite', en Ibiza: 'Quería un disco que hablara'

En Madrid desató la locura en una plaza de España abarrotada de gente que coreó su All the lovers, primer corte de su nuevo disco Aphrodite, que ya ha llegado al número uno en ocho países. Sin embargo, no fue en la capital donde la artista decidió presentar “oficialmente” este trabajo sino que, dejándose llevar por el espíritu veraniego, viajó a Ibiza, lugar en el que volvió a conquistar con su simpatía y belleza. “Estar en esta isla me hace sentir hippie y nerviosa. Aquí podía haber escrito Wow (una de sus canciones) porque este lugar es increíble. Tiene una energía poderosa” comentó, guapísima con un vaporoso vestido blanco corto y unas sandalias altas.



Aseguró que se toma la vida con un poco más de tranquilidad: “Ya no llevo la vida ajetreada que llevaba antes de mi enfermedad. Tengo que cuidarme, me encanta ir a bailar a clubs, pero ya no me vuelvo loca”. Sin embargo, sí que plasma en su CD los mejores ritmos para moverse y divertirse. “Lo único que me interesa es que la gente pueda disfrutar de estas canciones, que se emocionen al escucharlo, quería un disco que hablara, que fuera capaz de decir muchas cosas”.

En este sentido, las opiniones que le aportan sus fans son una gran aportación. “Me ayudan mucho, sobre todo en esta época en la que puedes entrar en Internet, echar un vistazo en los foros y leer lo que dicen sobre la música que hago”. Opiniones para todos los gustos suscita este regreso a los escenarios, que se aleja de la música que habitualmente la definía. “Es un disco que debes escuchar con la mente abierta, sin pensar en lo que haya hecho antes”.

Bromeando en español (se atreve de nuevo a cantar en este idioma), dijo que su relación con nuestro país, o más bien con Andrés Velencoso, motivo real de la pregunta, mejora cada día y que se acerca el momento de “alcanzar un mayor equilibrio”. “Los últimos años han sido muy buenos, pero quiero más. Quizás se está acercando el momento de crear una familia” dijo. De momento, en su futuro inmediato está una gira de conciertos –“Será en 2011 y ya puedo asegurar que no será una cosa pequeñita de dos meses. El año pasado casi no tuve descanso y este parece que lleva el mismo camino”- y tal vez seguir con la interpretación –“Me gustaría desarrollar esta faceta. Acabo de terminar una película en Nueva York y me ha gustado mucho la experiencia”. Tras la rueda de prensa, la australiana dio un mini concierto en la discoteca Pachá para deleite de sus fans, en el que lució como sólo ella sabe un vestido de inspiración griega.

Más sobre: