Bertín Osborne presenta la fundación con su nombre destinada a ayudar a niños con lesiones cerebrales

'Mi hijo Kike era igual que estos niños y está muchísimo mejor' comentó el cantante en un evento, en el que también estuvo su mujer Fabiola Martínez y sus hijas Alejandra y Eugenia

Muy concienciados con el estado de su hijo Kike, Bertín Osborne y su mujer Fabiola Martínez crearon a mediados de 2009 una fundación con el nombre del cantante, destinada a ayudar a otras familias con niños menores de tres años que sufren lesiones cerebrales. Sin embargo ha sido ahora, en julio de 2010, cuando han organizado una presentación “oficial” de la misma, acompañados de numerosos amigos y las dos hijas de Bertín, Alejandra y Eugenia. Tras la emisión de un emotivo vídeo en el que se podía ver a algunos de los pequeños a los que trata la fundación, Bertín explicó cómo se encuentra su hijo, que va evolucionando de forma muy positiva.

 

Bertín Osborne y Fabiola Martínez con las hijas de BertínVER GALERÍA


“Kike era igual que estos niños y está muchísimo mejor. Todavía no se pone de pie, aguanta pero no anda, aunque andará. Se comunica perfectamente, entiende todo, tiene un gran sentido del humor y es cariñoso como no te puedes imaginar. Ahora lo que estamos trabajando es la movilidad”. Fabiola por su parte comentó el objetivo de su trabajo: “Llevamos un tiempo trabajando en esto, ha ido más lento de lo que nos hubiera gustado. Ya era hora de que sepáis para qué hemos creado la fundación y el objetivo. Más que un tema de ayuda económica es para orientar, informar, explicarle a una madre en primera persona que hay otras maneras de hacer que tu hijo mejore”.

 

Las hijas de Bertín Osborne, Alejandra y Eugenia, con Fabiola MartínezVER GALERÍA


La mujer de Bertín comentó además que, aunque la terapia con estos pequeños es cansada, proporciona muchas alegrías. “Se lo digo a las madres, es agotador en mayúsculas, pero tiene la otra parte cuando ves que lo consigue”. El artista confiesa que tener a su mujer a su lado es un apoyo que no tiene precio: “Es fundamental, no hay palabras”. Su hijo pequeño Carlos también está muy grande, como comenta el cantante con el humor que le caracteriza. “El que es un monstruo es el pequeño, está igual de grande que el mayor. Va a su rollo, pero cuando va rompiendo cosas llega a Kike y se frena”.

En el evento, en el que también se mostraron algunos productos de la marca alimenticia del intérprete, estuvieron también las dos hijas de Bertín, Alejandra y Eugenia, y María Teresa Campos.

Más sobre: