Elena Tablada habla de su hija: 'Ella se ríe todo el rato, está para comérsela'

Cualquiera diría que hace cuatro meses que dio a luz. Elena Tablada ha recuperado por completo su figura después de ser madre por primera vez en el mes de febrero de una niña, Ella. Así de esbelta y con su larga melena suelta posó en la presentación de un avión, destinado a trayectos cortos en el que se organizarán conciertos, evento en el que habló de cómo está su niña y de lo bien que se desenvuelve David Bisbal como padre.

Su secreto para haber perdido el peso ganado durante el embarazo es bastante sencillo: “Tampoco había engordado mucho. En cuanto di a luz me quedé en mi peso normal y ahora estoy más delgada porque cada vez que voy a comer, Ella empieza a llorar y le tengo que dar de comer a ella”. En torno a la pequeña gira toda su vida de momento y no puede evitar que se le llene la voz de orgullo cuando cuenta sus progresos. “Está más mona… es para comérsela. Ahora tiene cuatro meses y está en la edad en que se ríe todo el rato, a carcajadas”.

David Bisbal, metido de lleno en su gira española, no está mucho tiempo sin ver a sus dos mujeres, ya que ellas han establecido su base en Madrid para estar cerca de él. “David como padre es buenísimo. Se le cae la baba y como es igual que él, igual, igual, igual, está encantado”. Precisamente sólo unas horas después el almeriense congregó a cientos de seguidores en el Palacio de los Deportes, en Madrid, que no dejaron de moverse al ritmo de sus canciones.

De momento, Elena no piensa en el futuro. Sus proyectos de trabajo, tal y como cuenta, están aparcados. “Tengo en mente un proyecto para mamás e hijas, pero lo sacaré para invierno. Ahora no tengo tiempo para nada”. Y en cuanto a lo de repetir experiencia en la maternidad, no tiene ninguna duda: “Más adelante sí”.

Más sobre: