Katherine Jackson, un año después de la muerte del rey del pop: 'Ha sido una lucha diaria superar esta gran pérdida'

Está a punto de cumplirse un año de la muerte de Michael Jackson y por primera vez su madre Katherine, que se hizo cargo de sus tres hijos, ha hablado de cómo han superado la trágica muerte del artista y del futuro. “Ha sido una lucha diaria superar esta gran pérdida” confiesa la matriarca del clan Jackson al Daily Mirror. La música de su hijo ha sonado constantemente en su casa durante estos meses ya que sus tres nietos la escuchan durante horas. Prince Michael, Paris y Blanket (así se conoce cariñosamente al pequeño) han estudiado siempre en casa, una situación que según Katherine cambiará el curso siguiente.

“No tienen amigos, no van a la escuela, reciben lecciones privadas en casa, pero esto cambiará en Septiembre, cuando irán a un colegio privado. Sin embargo tienen primos y tíos a su alrededor constantemente y eso les ayuda mucho. Para ellos, es normal, es la vida que han conocido”. Y es que Michael Jackson siempre intentó preservar al máximo la intimidad e incluso el aspecto de los niños en quienes Katherine ve mucho de su hijo. “Cada uno es como Michael en algún sentido. Practican kárate y natación y les encanta”.

Paris, de doce años, tiene su cuarto lleno de fotografías de su padre, una decoración que eligió ella misma en lugar de los motivos florales o de bailarinas que pretendía poner su abuela. “Veo el talento de mi hijo en ella. Haga lo que haga es buena en ello. Es una buena artista, toca el piano y quiere ser actriz. Prince, de 13 años, quiere ser cámara o producir películas. Y Blanket es muy juguetón, como lo era Michael”.

Recientemente ella acompañó a los niños a la primera vista judicial en el caso contra el doctor Conrad Murray, acusado del homicidio del intérprete. Katherine insiste en que lo ocurrido no fue natural. “Era demasiado joven para morir. Si pudiera verle de nuevo, me gustaría preguntarle quién le hizo eso”. El viernes 25 de junio, la familia recordará de nuevo a su hijo en el primer aniversario de su muerte, en el cementerio de Forest Lawn donde reposan sus restos, con un deseo en la mente. “Espero que el año que viene sea mejor para todos. La muerte de Michael nos ha hecho estar más unidos y quiero que lo estemos aún más. Michael también lo habría querido” concluye.

Más sobre: