Un 'cantante callejero' español logra el tercer puesto en la final del OT francés

Ramón Mirabet, de 25 años, se presentó al casting por casualidad y logró conquistar al público francés

A veces el destino es caprichoso y las oportunidades te encuentran donde menos te lo esperas. Si no que se lo pregunten a Ramón Mirabet, un universitario catalán de 25 años, cuya historia parece sacada de un guión de película. Con el objetivo de continuar sus estudios de comercio y gestión durante un año en París, con una beca Erasmus, Ramón hizo las maletas y decidió compartir su afición por la música con los demás tocando la guitarra en la calle. Le gustó mucho le experiencia por lo que a su regreso a España decidió repetirla.

En una calle de Sitges conoció a dos turistas francesas a las que encandiló con su talento y se hicieron amigos. Estas le hablaron del programa Nouvelle Star, la versión francesa de Operación Triunfo, y le animaron a presentarse al casting de selección. Dicho y hecho. Aunque no entraba en sus planes meterse en una aventura de estas características, Ramón logra pasar las pruebas y se convierte en uno de los 15 elegidos entre las más de 30.000 personas que se presentaron.

El apoyo del público francés es inmediato. Ramón se convierte en uno de los favoritos y va quemando etapas, pese a las críticas de algunos miembros del jurado sobre su acento, su estilo y el hecho de que no sea francés, claro. Internet se vuelca también con este “artista de la calle”: grupos en Facebook, blogs, vídeos de sus actuaciones…. ¡Y da resultado! Se cuela en la final y consigue el tercer puesto, un resultado que agradeció con una sonrisa. Ni él mismo pensaba llegar tan lejos y además se lamenta de que el jurado no haya comprendido su personalidad ni su estilo, tal y como ha declarado a premiere.fr. “En España nunca habría estado en el programa, pero en Francia era diferente, era otra cultura, otro idioma, así que participar era importante para mí” dijo.

¿Y ahora qué? Pues Ramón asegura que quiere seguir como siempre tocando “en los bares, en la calle”. ¿Cambiará con la fama?

 

Más sobre

Regístrate para comentar