Daisy Fuentes, en Los Ángeles, mientras Luis Miguel ingresa, por unas horas, en el hospital

El pasado miércoles 26 de mayo, en el programa de televisión El gordo y la flaca, se informó de que Luis Miguel estaba nuevamente ingresado en el hospital Cedars Mount Sinaí, de Los Ángeles. Además, se apuntaba que el cantante podría haber llegado al centro sanitario el martes 25 de mayo por la noche acompañado por Daisy Fuentes, la bella actriz y modelo cubana que ocupó el corazón de “El Sol” hace diez años y con quien podría haber retomado una relación, a tenor de los últimos acontecimientos.

Fuentes cercanas a Luis Miguel corroboraron a la revista ¡HOLA! México que, si bien es cierto que el cantante ingresó en el centro hospitalario, lo hizo tan sólo por unas horas y para realizar un chequeo rutinario. Para evitar excesivas especulaciones en torno a su salud, y a sabiendas de que cualquier movimiento suyo se convierte en noticia, el cantante optó por ingresar de noche, para lograr así mayor discreción, y salir a primera hora de la mañana, una vez que todas las pruebas hubieran sido efectuadas.

Como se sabe, en el mes de abril Luis Miguel sufrió ciertos trastornos gástricos, ante los cuales los médicos le recomendaron reposo —de ahí sus escasas apariciones, entre ellas hace días en el restaurante Le Bouchon, con Daisy Fuentes— y un tratamiento a base de antibióticos. Ahora, al cabo de dos meses en tratamiento, regresó al hospital para corroborar que los medicamentos estaban cumpliendo con su cometido y que su salud estaba mejorando.

Luis Miguel trabaja con ilusión en la aparición de su próximo trabajo discográfico y disfruta, discreto y relajado, de su reencuentro con Daisy Fuentes, quien se ha convertido en estos días en su mejor apoyo.

Más sobre: