Cheryl Cole se vuelca en su carrera musical, tras su escandalosa separación del futbolista inglés Ashley Cole

Aunque su nombre en la música es bien conocido por su carrera con Girls Aloud y ahora por su aventura en solitario (precisamente el día 2 de marzo se editó su nuevo disco en España, 3 Words), ha saltado a la palestra en las últimas semanas por un tema bien distinto. Cheryl Cole se ha convertido, seguro que a su pesar, en el punto de mira por sus recientes problemas matrimoniales con el futbolista Ashley Cole, cuya infidelidad ha provocado tanto estupor en Inglaterra, sobre todo porque es el segundo judador del Chelsea que se ve envuelto en un caso similar (John Terry, se había reconciliado con su mujer, Toni Poole, después de que ésta se enterase de su affaire con Vanessa Perroncel, novia de su ex compañero Wayne Bridge).

Cheryl aseguró en un comunicado que está decidida a pedir el divorcio, a lo que el futbolista contestó que su vida estaba arruinada, no sólo por su fracaso sentimental, sino porque el club en el que juega podría tomar medidas disciplinarias contra estos escándalos. Sin embargo, en algunas publicaciones se dice que ella podría haber accedido a encontrarse con Ashley antes de comenzar los trámites de divorcio.

A la conquista de América 
Dejando a un lado su vida personal, Cheryl intenta centrarse en una exitosa carrera profesional en solitario a la que le están saliendo muchos “novios”. Para empezar hay que destacar que el productor de su álbum debut ha sido Will.i.am, de The Black Eyed Peas, aunque también Jay Z, marido de Beyoncé Knowles, quien por cierto admira mucho a Cheryl, ya ha puesto sus ojos en ella y ha dicho que le encantaría trabajar con ella.

Y es que, como en su día hiciera Victoria Beckham, Cheryl podría en breve dar el salto a Estados Unidos. Se dice que en una reciente visita ya estuvo mirando mansiones, aunque el alojamiento no sería un problema ya que la propia Victoria le ha ofrecido su casa. Su amistad viene de lejos, de 2006, cuando sus maridos compartían penas y alegrías en la selección inglesa en la Copa del Mundo, en Alemania. Ambas formaron parte de un quinteto musical y luego de esa glamorosa “casta” de mujeres de futbolistas apasionadas de la imagen y la moda y cuyos nombres son casi tan conocidos como los de sus maridos.

Ofertas no le faltan en América, puesto que Simon Cowell cuenta con ella también para poner en marcha allí Factor X, formato que conoce a la perfección porque ha sido jurado en el mismo programa en Inglaterra. Guapa, con estilo y que sabe lucir a tanto un traje de noche como unos vaqueros y zapatillas, a sus 26 años se ha revelado como una mujer polifacética que no dudó en unirse a la expedición de escalada del Kilimanjaro, junto a otras celebrities. Algunos le auguran un futuro brillante y vaticinan que conquistará América, ¿lo logrará?

Más sobre: