Kevin Federline, ex marido de Britney Spears: '¿Si me volvería a casar? ¡Por supuesto!'

Ejercicio y una buena alimentación son las armas para perder peso en el nuevo reality show de la televisión americana, Celebrity Fit Club: Boot Camp, en el que participa Kevin Federline. El ex marido de Britney Spears engordó mucho tras su separación de la artista debido, según él, a que se deprimió mucho tras el divorcio. El no estar en forma para jugar con sus hijos pequeños fue una de las cosas que le motivó para embarcarse en esta aventura. “Estaba en el límite de la obesidad” comentó.

El bailarín y rapero ha dejado atrás su matrimonio con la intérprete de Ups! I did it again y ha rehecho su vida junto a la ex deportista Victoria Prince. La experiencia que no tuvo un final de cuento de hadas con Spears no le ha quitado sin embargo las ganas de repetir ante el altar. “Quiero ser feliz y ahora lo soy. Victoria es una gran persona, increible. Todo es posible. ¿Si me casaría de nuevo? Por supuesto” declaró en el programa de radio de Ryan Seacrest. Toda una declaración de intenciones a la mujer que ahora ocupa su corazón.

Kevin Federline compartirá su lucha contra los kilos con Shar Jackson, la madre de sus hijos mayores, la actriz de Los Vigilantes de la Playa Nicole Eggert, el cantante Sebastien Bach y el músico Bobby Brown, entre otros. Los competidores tienen la oportunidad de ganar 200.000 dólares (más de 145.000 euros), aunque el que más kilos adelgace ganará 50.000 dólares (36.500 euros).

Mientras la cara de Fedeline se hace habitual en la pequeña pantalla, Britney Spears se vuelca en el trabajo y es que se dice que, tras el éxito de Circus, está preparando nuevo disco para este año. Recientemente ha estado en un estudio de grabación de Miami acompañada por Jason Trawick: ¿ha vuelto con él o nunca rompieron?

Más sobre: